La noticia ya ha sido confirmada a los medios de comunicación: el Partido Popular ha llegado a un acuerdo para controlar las asambleas de Madrid y Murcia con el apoyo de Ciudadanos y el partido de ultraderecha, Vox.

Ha sido Teodoro García Egea, secretario general del Partido Popular, el responsable de confirmar que se ha logrado un acuerdo para poder llevar a cabo la constitución de las asambleas en juego: tanto la de Madrid como la de Murcia, con el apoyo de Ciudadanos y Vox, en unas mesas que van a ser el reflejo de los resultados electorales.

Anuncios
Anuncios

En una entrevista realizada por EsRadio, el propio García Egea ha confirmado que las Mesas de las dos asambleas de las susodichas regiones van a tener una mayoría de ideología de centro derecha, lo que ha sido una “cuestión” en la que se han implicado los tres partidos, aunque ahora queda la parte más complicada: trabajar para lograr el acuerdo de investidura tanto para el Gobierno madrileño como el murciano.

Igualmente, la candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha confirmado, palabra por palabra, todo lo dicho por el propio Egea, en una entrevista para la Cope y ha indicado que el preacuerdo para organizar el Gobierno de la Comunidad de Madrid solo es un paso previo para lograr la investidura junto a sus tres socios naturales, Ciudadanos y Partido Popular, y Vox no será, palabras textuales, “un convidado de piedra”.

En este paso previo faltan puntos por cerrar para llegar una investidura en la que se incluyan las tres fuerzas política

Este mismo martes por la tarde, se constituye la Asamblea de Madrid y, según fuentes cercanas de los partidos, todo indica que las negociaciones son óptimas por parte de Ciudadanos, Partido Popular y Vox.

Monasterio ha revelado que Ciudadanos pedirá los votos de Vox para lograr que Juan Trinidad sea el presidente de la mesa de la Asamblea y, en ese momento, Santiago Abascal solicitará posiciones.

Anuncios

Vox quiere ejecutar su programa y que no sea papel mojado. La política ha dicho que sus votantes les han votado para tener libertad. Rocío Monasterio, también, le ha recordado a Ciudadanos que deben olvidarse del “asquito” que dicen sentir por Vox, ya que van a tener que sentarse todos juntos para lograr acuerdos y se verán obligados a retroceder en sus posiciones. Dos horas antes de la configuración de la Mesa de Madrid, Monasterio se ha reunido con Ignacio Aguado, líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, en el segundo encuentro que mantienen ambas fuerzas políticas en menos de 48 horas.

Ciudadanos espera que después de estas reuniones, Vox trabaje de manera “responsable” y que no le de el control de este organo ni al PSOE ni a Podemos.

Monasterio ha señalado que lo que se ha logrado para la Comunidad de Madrid no es extensible para la ciudad

Por otro lado, la política ha solicitado que, a nivel nacional, el Partido Popular y Ciudadanos se abstengan a la hora de investir a Pedro Sánchez para que el Gobierno no dependa del separatismo.

Anuncios

Susana Díaz, expresidenta de Andalucía, ha señalado que esta fórmula es muy parecida a lo que ha sucedido en Andalucía. Aunque allí, el pasado mes de diciembre, Vox entregó sus votos sin lograr entrar en el Gobierno. Pero, el camino en ambos casos es el mismo. Según Díaz, el bloqueo que Vox está llevando a cabo de los presupuestos en Andalucía es un “chantaje” para lograr que se tengan en cuenta sus solicitudes en las negociaciones de Murcia y de Madrid.

Anuncios

Haz clic para leer más