El Gobierno ha sacado adelante el Decreto-Ley que regula el subsidio para ciudadanos de más de 52 años de edad y aumentan las ayudas dependiendo de si hay hijos a cargo del parado.

El decreto también ha establecido el registro de toda la jornada laboral o las nuevas bonificaciones por contratación. Pero no será hasta el 1 de abril cuando aumente las cantidades de las cotización al 25%.

El subsidio para parados a partir de 52 años era urgente para el Gobierno

La ampliación del subsidio para desempleados mayores de 55 años se ampliará a los mayores de 52 a partir de este mismo miércoles, tras la publicación del real decreto ley en el BOE (Boletín Oficial del Estado).

Con el decreto ley se aumenta la protección social y se establecen una serie de incentivos a las empresas que les contraten.

Por otro lado, no será hasta el 1 de abril cuando entren en vigor las nuevas bonificaciones para contratar desempleados de larga duración y para convertir contratos eventuales o fijos o fijos­ discontinuos en el sector agrario.

Por otro lado, la obligación de registrar toda la jornada laboral entrará en vigor dentro de dos meses

Los ciudadanos mayores de 52 años de edad podrán recibir el subsidio por desempleo hasta que llegar a la edad de jubilación. No se tendrá en cuenta la renta familiar para recibir el subsidio, aumentarán las cuantías de la cotización en un 25% a lo largo del tiempo que se percibe el subsidio y no se tendrán en cuenta los porcentajes aplicables a la cuantía del subsidio si se ha realizado un empleo a tiempo parcial.

Aumenta la cantidad recibida por cada hijo a cargo: desde los 341 euros al año hasta los 588 en caso de personas que reciben los ingresos mínimos.

La cantidad mínima de la prestación por incapacidad permanente total por una enfermedad común para ciudadanos de menos de 60 años en 6.930 euros al año (si tienen un cónyuge a su cargo o es una unidad unipersonal pasará a 6.991,60 euros).

Igualmente, las empresas que decidan contratar a un desempleado de larga duración recibirán una bonificación anual de 1.300 euros en la cuota de la Seguridad Social, a lo largo de los tres primeros años. Además si es Mujer la cantidad asciende a los 1.500 euros.

En el caso de los trabajadores del sector agrario, habrá incentivos para las empresas que conviertan contratos eventuales en indefinidos o fijos discontinuos, obteniendo una bonificación de la cuota empresarial a lo largo de los dos primeros años.

También las empresas del sector turístico que mantengan los contratos (fijos discontinuos) durante los meses de menor carga de trabajo como son febrero, marzo y abril, obtendrán una reducción del 50% de las cuotas sociales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!