Según el periodista Carlos Quílez en una crónica para La Sexta, el líder del partido de ultraderecha Vox, en la localidad de Lleida, pagaba unos diez euros a sus víctimas para poder llevar a cabo presuntos abusos sexuales con penetración.

Por este tipo de acusaciones, José Antonio Ortiz Cambray, líder de Vox en Lleida, ha sido detenido y ha pasado a disposición judicial. Según la investigación llevada a cabo por la policía, el acusado pagaba cantidades económicas, entre los diez y los veinte euros, para poder llevar a cabo presuntas prácticas sexuales que incluían penetración.

Sus víctimas eran personas jóvenes, algunas con cierto grado de discapacidad intelectual

En los registros llevados a cabo por la policía en su domicilio y en varios de sus soportes informáticos como son su teléfono móvil y su ordenador se han encontrado distintas imágenes muy comprometidas.

Incluso, el periodista Carlos Quílez ha confirmado que se ha encontrado pornografía pedofila.

La investigación llevada a cabo por la policía señala que el propio Ortiz Cambray pagaba a un joven con cierto grado de discapacidad intelectual una cantidad de entre diez y veinte euros para poder llevar a cabo abusos sexuales con penetración.

Los Mossos d'Esquadra sospechan que podría haber cuatro víctimas más, aunque también se sospecha que el acusado organizaba eventos y fiestas con varias de las víctimas, aunque solo abusase sexualmente de uno.

El argumento de la defensa es que fueron actos consentidos entre ambas partes

El argumento de defensa del acusado es que no fueron abusos sexuales ya que había consentimiento entre ambas partes, aunque habrá que esperar a los resultados del examen forense para conocer si estas personas podrían entender los actos que estaban llevando a cabo por tener la capacidad mental suficiente.

Vox ha tomado la decisión de suspender la afiliación del detenido hasta que los hechos se aclaren o se pueda tomar una decisión con fundamentos ya que la investigación se acaba de iniciar y habrá que demostrar que las pruebas son reales, no inventadas.

Este caso ha sido polémico, ya que, aunque el detenido llevaba meses trabajando como candidato de Vox en Lleida, en el momento en que fue detenido, Vox desmintió, incluso, que formase parte del partido.

Gracias a las imágenes y vídeos en redes sociales se ha demostrado que la Ejecutiva del partido político estaría mintiendo.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!