Cristina Cifuentes ha tomado la decisión de no declarar durante su comparecencia ante la comisión que está investigando el caso Máster.

La ex-Presidenta de la Comunidad de Madrid se negó a dar explicaciones

De esta manera, la que fuera Presidenta de la Comunidad de Madrid se niega a dar explicaciones ante la Asamblea sobre cómo se realizó la presunta falsificación de su título.

Cristina Cifuentes ha comparecido ante la Asamblea de Madrid con los labios completamente sellados y sin querer dar explicaciones a los miembros de la misma que están investigando las irregularidades que rodean la obtención de su título de Máster por la Universidad Rey Juan Carlos, dentro de una investigación que también afecta a otros políticos.

La ex-política del Partido Popular solo rompió su silencio al principio de la sesión para recordar que todo lo que se refiere a su máster de Derecho blico, por el que se solicitan tres años de cárcel por parte de la Fiscalía por presunta falsificación, se encuentra bajo decisión judicial.

Cristina Cifuentes entró por el garaje para evitar a los medios de comunicación que la esperaban en la puerta de la Asamblea, acompañada en todo momento por el jefe de Seguridad de la propia Asamblea y por el director de Relaciones con las Cortes (algo que sorprendió por ser inusual) y sin hacer ningún tipo de declaración a los medios presentes.

Cifuentes estuvo acompañada por su abogada en todo momento y solo citó el artículo 24 de la Constitución, que reconoce su derecho a la defensa, pero sin querer responder a ninguna pregunta.

A lo largo de una hora, la ex-Presidenta no quiso contestar a ninguna pregunta realizada ni por Ciudadanos, ni Podemos ni PSOE. Ha aguantado todo el tiempo seria, cogiendo alguna nota y esquivando la mirada de los que un día fueron sus compañeros.

Juanjo Moreno, del Partido Socialista, le preguntó si habían medido las consecuencias de las acciones que habían realizado en una trama corrupta organizada por el Partido Popular, en clara referencia a Isabel Díaz Ayuso, actual candidata; y a Ángel Garrido, actual presidente de la Comunidad madrileña.

El representante de Podemos admitió que no le gustó que dimitiera por el vídeo

Eduardo Fernández Rubiño, de Podemos, le afeó que durante el mes que pasó desde que ella dio explicaciones hasta que dimitió, entró en un montón de contradicciones que nunca explicó. Y le reveló que hubiera preferido que hubiese dimitido por el Caso Máster y no por el vídeo que se descubrió en el que se le veía intentando presuntamente robar unas cremas anti-edad.

César Zafra, de Ciudadanos, consideró que Cristina Cifuentes solo fue un daño colateral dentro de una trama que está siendo investigada por la comisión. Y le preguntó si se arrepentía de algo. Cifuentes no contestó. También se quedó sin respuesta la pregunta que realizó sobre quién le puso en contacto con el ya disuelto Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!