El nuevo Gobierno de Andalucía sigue con la auditoría que prometió al inicio del mandato. Así, ha descubierto que las cifras de las listas de espera en la Autonomía se han disfrazado a lo largo de los últimos años, y habría medio millón de enfermos “ocultos”.

El Ejecutivo regional conformado por Partido Popular y Ciudadanos ha denunciado que un total de 506.408 pacientes en espera no formaban parte de los datos oficiales. Elías Bendodo, portavoz del Ejecutivo, ha declarado a los medios de comunicación que estamos ante un gran escándalo y demostrarían “el gran engaño” llevado a cabo por los socialistas.

La cifra sería de 506.408 pacientes más

Así, según el portavoz, habría 843.000 personas esperando una intervención quirúrgica o una consulta con un médico especialista, pero medio millón no aparecían en las cifras oficiales. La forma que tenía el Gobierno socialista para ocultar esta cantidad de enfermos era no incluir varios parámetros a la hora de contabilizar las listas de espera, lo que ha provocado que casi un 60% del total (506.408 ciudadanos) estuvieran “ocultos”.

Así, la cantidad real de enfermos sería el doble de lo que señalaba el gobierno anterior de manera oficial. Jesús Aguirre, actual consejero de Salud y Familias, considera que las listas de espera están completamente sesgadas y ya ha anunciado un plan de choque que presentará esta semana ante el Consejo de Gobierno, con una dotación presupuestaria de 25 millones de euros y que estará centrada en los pacientes que estén en espera de operación quirúrgica.

El objetivo es cubrir las plantillas de trabajadores sanitarios al cien por cien, que los quirófanos trabajen “a tope”, incluso, si fuera necesario los fines de semana, con jornadas laborales voluntarias para el personal de turno de mañana de cinco horas extra; creación de equipos volantes que se irán moviendo a los centros que más los precisen, y la derivación de pacientes a centros concertados si fuera necesario.

Según el propio Aguirre, las listas de espera presentadas por el Gobierno socialista no contaban ni con los pacientes con procedimientos que no estuvieran garantizados, ni a los que tenían relación con centros sanitarios de Cádiz ni los derivados a centros concertados.

El Gobierno del PSOE tenía un sistema para no contabilizar a todos los pacientes

En el caso del médico especialista, no se incluía a los enfermos que habrían solicitado la consulta sin cita, ni las solicitudes clasificadas como “interconsultas”, ni los especialistas que no estuvieran garantizados. En caso de que las cifras sean mayores y el engaño haya sido más grave, Aguirre ha declarado que el Gobierno actual de Andalucía no tendrá problemas a la hora de ir a un tribunal y denunciar.

Las especialidades con más pacientes en lista de espera son urología, traumatología, cirugía general y oftalmología. El plan se centrará en los hospitales donde se centra el 75% de los pacientes y esperan que la situación se ataje en un plazo máximo de tres meses.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!