Abdelaziz Buteflika ha decidido no presentarse a la reelección para ser presidente de Argelia y, a causa de esta decisión, las elecciones presidenciales se han aplazado.

El país árabe lleva dos semanas de manifestaciones y protestas multitudinarias contra la candidatura de Buteflika, que podría haber sido presidente por quinta vez.

El presidente ha sido acusado de corrupto

Tras la decisión de no presentarse otra vez por parte de Buteflika, las elecciones que tendrían que presentarse el próximo 18 de abril se aplazan, según un comunicado facilitado por la propia presidencia este mismo lunes.

Esta decisión se ha tomado en medio de todas las protestas que han tenido lugar en todos los rincones del país y entre rumores de que el todavía presidente no se encuentra en las mejores condiciones de salud.

El todavía presidente, de 82 años de edad, acaba de ser dado de alta de un ingreso durante quince días en un hospital en territorio suizo.

A partir de ahora se abre un período de transición para poder escoger a un sustituto a ser elegido por el pueblo en las urnas.

El proceso de transición se organizará a través de una conferencia nacional inclusiva y completamente independiente, cuyos detalles no se han revelado a los medios de comunicación. Igualmente, se formará con el Gobierno una unidad nacional que será la encargada de tutorizar todo el proceso para elegir al candidato.

Buteflika llevaba casi dos décadas ininterrumpidas en el poder. Con su renuncia a ser reelegido, también han dimitido Ahmed Ouyahia, primer ministro del país, y todo el gabinete que trabaja con el presidente.

A lo largo de estas semanas, en el país se han vivido numerosas movilizaciones pacíficas para lograr que el mandatario renunciase a presentar su candidatura en las próximas elecciones y terminara así el régimen actual, que es considerado corrupto.

El 22 de febrero se iniciaron los movimientos en la calle

Las movilizaciones se iniciaron en campos de fútbol, pero el 22 de febrero los ciudadanos dieron el paso de salir a las calles y luchar por lo que han logrado: que su presidente no se vuelva a presentar.

En el año 2013, Buteflika sufrió un derrame cerebral que le provocó secuelas físicas y que no le permitió llevar a cabo la campaña en las elecciones presidenciales que tuvieron lugar un año más tarde.

De todas maneras, ganó los susodichos comicios.

El primer país que ha celebrado la decisión del mandatario ha sido Francia, que espera que este sea el inicio de una nueva etapa en el país.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!