A pesar de las largas jornadas de huelga del sector del taxi, finalmente, la Comunidad de Madrid no ha logrado un acuerdo, ya que considera que el taxi debe convivir con los VTC.

El gobierno de Madrid cree que ambos deben convivir

Por otro lado, la consejera de Transporte ya ha advertido que la Comunidad de Madrid no va a llevar a cabo ninguna medida que pueda provocar el despido de trabajadores o pérdidas millonarias.

Otro día más, la reunión entre representantes del sector del taxi y de la Comunidad de Madrid acaba sin acuerdo.

Anuncios

Rosalía Gonzalo, actual consejera de Transporte de la Comunidad, ha insistido en la idea de que los taxis y los VTC deben convivir, aunque los taxistas no estén interesados en estas medidas.

Ha pedido al sector del taxi que se siente con empresas de VTC y la semana que viene se ha convocado una reunión extraordinaria del comité de transportes de la Comunidad de Madrid.

La concejala ha realizado un llamamiento “a la responsabilidad” y ha reconocido a aquellos taxistas que quieren trabajar y por la presión de sus compañeros están parados.

Por el momento, la Comunidad de Madrid no tiene en la agenda tomar medidas como han hecho en Cataluña o en el País Vasco. En ambas comunidades se ha apostado por un tiempo de antelación para poder contratar un VTC, lo que ha provoca el enfado de susodicho sector y que los VTC se marchen de Barcelona.

La tercera semana de huelga por parte de los taxistas se inició este lunes con la presentación de su última propuesta para poder llevar a cabo una regulación de las VTC, con una rebaja de las pretensiones presentadas en un primer momento que estaban basadas en la precontratación.

Anuncios

Garrido rechaza hacer una norma tipo 'vía Colau' para contentar a los taxistas

La semana pasada, el propio Garrido (presidente de la Comunidad de Madrid) ya comunicó que rechazaba completamente llevar a cabo algo parecido a la “vía Colau” que a causa de obligar a una precontratación de 15 minutos, ha provocado el despido de unos tres mil trabajadores en pocos días.

La situación es complicada aunque se ha reducido la violencia de otras jornadas de huelga. Los taxistas quieren que se cumpla la norma, que los VTC no puedan buscar clientes en la calle ni aparcar en lugar públicos.

La Comunidad de Madrid, por el momento, se cierra a poder llegar a una negociación con el sector, ya que considera que los VTC son el futuro y los taxistas tendrán que convivir con este tipo de competencia.