La confusión de Pedro Sánchez durante la Fiesta Nacional, que se celebró hoy en España, ha causado el interés de la prensa nacional. El presidente del Gobierno español [VIDEO] y su esposa, Begoña Gómez, cometieron un error de protocolo al quedarse al lado de los Reyes durante la recepción de invitados en el Palacio Real.

La presidenta del Congreso Ana Pastor llegó a saludar a Pedro Sánchez y advirtió el error que fue corregido inmediatamente por la Casa del Rey, encargados de la organización del festejo. Le indicaron a la pareja que debían abandonar la posición y situarse en donde se llevaría a cabo el coctel.

Sánchez ha sido un presidente controversial desde el mismo momento que asumió su mandato, cuando decidió no utilizar la Biblia ni el crucifijo, símbolos cristianos que siempre estuvieron presentes durante el juramento y toma del poder por parte de los anteriores presidentes del país.

Según El Mundo fue la comidilla

El periódico El Mundo señala que Sánchez se ha convertido en la comidilla de los tradicionales corrillos españoles, donde algunas personas mostraban un vídeo en su móvil a otros que no tenían idea del incidente ocurrido al presidente del Gobierno español.

Ante el hecho [VIDEO]que protagonizado por el Presidente y su esposa, el personal de la Zarzuela prefirió asumir la culpabilidad y así descargar de toda responsabilidad del error de protocolo al líder del Ejecutivo.

Dudan que Sánchez desconociera el protocolo

Un lector de ABC identificado como Jaum1 comentó a pie de página en la nota del periódico donde se informaba sobre lo ocurrido en el Palacio Real, lo siguiente: “Este es el nivel del "estadista" Sánchez, no sabe ni donde colocarse. Creo que supera a Zapatero en ridículos para la historia”.

Otro lector que usó el alias de_Cir Verdad, añadió que: “Está ensayando para cuando venga la República Bolivariana, de la mano de su amigo y de los que quieren la destrucción de la unidad nacional”.

Ya en cuatro ocasiones anteriores Pedro Sánchez había estado presente en el Palacio Real como invitado, entonces su posición asumida en esta oportunidad generó confusión por cuanto se suponía que estaba al tanto de lo que podía hacer o no, como presidente del Gobierno español en este preciso evento con motivo de la Fiesta Nacional.

Hasta tanto no se produzca una información oficial por parte del presidente, no se sabrá con exactitud lo que realmente ocurrió durante la celebración de la Fiesta Nacional.