Así como lo anunciara el Gobierno en junio pasado, el Consejo de Ministros cumple lo que adelantó en ese momento. De modo que fue aprobado el decreto que permitirá modificar la Ley de Memoria Histórica. Y es que, el gobierno de Pedro Sánchez adelanta esta modificación con el fin de dar curso al proceso de exhumación de los restos de Francisco Franco. Aín, cuando el decreto debe ser aprobado por el Congreso de Diputados, el Ejecutivo confía en que no habrá complicaciones.

Con la modificación de la Ley de Memoria Histórica, el Ejecutivo pretende evitar que la familia de Franco adelante cualquier demanda para oponerse a la exhumación.

El ministro de Cultura, José Guirao, expresó que esta es la fórmula más conveniente para manejar este proceso que adelanta el Ejecutivo. Como se recordará la familia de Franco declaró que no está de acuerdo con exhumar los restos de su familiar.

Situación similar con los restos de José Sanjurjo

Hace dos años, cuando el Gobierno quiso trasladar los resto mortales de José Sanjurjo, su hija presentó un recurso que alteró el proceso de exhumación. Luego que el Arzobispado y el Ayuntamiento de Pamplona habían llegado a un acuerdo, tuvieron que echar para atrás la decisión.

En esa oportunidad el Juez Antonio Sánchez, titular del Juzgado Contencioso Administrativo de Pamplona, falló a favor de los familiares de Sanjurjo.

Logrando que los restos fueran devueltos al lugar de donde fueron exhumados en noviembre del 2016. Dictando también sentencia sobre que el monumento en memoria de los combatientes sublevados no viola la Ley de Memoria Histórica, ya que no representa un símbolo franquista.

Nuevas exhumaciones en puertas

Muy a pesar de que con esta modificación a la Ley de Memoria Histórica, pudieran presentarse otras casos de solicitudes para exhumaciones, esta norma buscar proteger la ley ante futuras querellas. Y como era de suponer, el Foro de la Memoria de Toledo, tomando la palabra del Gobierno ya ha adelantado su parecer, manifestando su deseo de analizar dicha norma para los sublevados cuyos restos reposan en el Alcázar.

Emilio Sales, presidente del Foro de la Memoria de Toledo, declaro a EFE, que esta petición se trataría de la exhumación de los restos de Jaime Milans del Bosch y del general José Moscardó. Militares que lucharon contra las tropas republicanas y para los cuales solicita un lugar privado para exaltar a los militares del franquismo. Sales comento que el Valle de los Caídos no dejara de ser un símbolo Franquista aunque se trasladen los restos de Franco.

Y como consecuencia de estos acontecimientos, Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, se plegó a la nueva decisión. Díaz exigió la exhumación de los restos del general Gonzalo Queipo de Llano, cuyos restos reposan en la basílica de la Macarena, en Sevilla.

Un evento realizado por la Hermandad de la Macarena semanas atrás autorizó un proyecto para construir un columbario que conmemore a los miembros de dicho ente.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!