Mariano Rajoy regresa a su antigua plaza como registrador de la propiedad luego de haber durado casi 40 años como político. Ayer ha comenzado su nuevo trabajo entre las cámaras y las preguntas de los periodistas. Ha conocido a su nuevo equipo de trabajo y ha dicho que espera seguir su camino en esta nueva etapa de su vida. No hay que olvidar que Rajoy perdió la presidencia luego de una moción de censura impulsada por una coalición de partidos políticos que han apoyado la designación de Pedro Sánchez como nuevo presidente.

Su plaza como registrador de la propiedad

El expresidente ha comenzado su nueva vida en Santa Pola (Alicante), allí residirá en un hotel y los fines de semana los pasará en su casa de Madrid.

La mañana del miércoles Rajoy salió a trotar antes de comenzar su nuevo trabajo. Una vez en su oficina un grupo considerable de periodistas lo abordaron para conocer detalles de su nueva vida. El expresidente ente bromas dijo que tenía ganas de regresar a su vida normal y privada. Aseguró que no está nervioso, pero confiesa que tras 40 años trabajando en la política va a ser difícil adaptarse a los nuevos tiempos.

El exmandatario fue presentado por Francisco Gaspar Riquelme a su nuevo equipo de trabajo. Riquelme es amigo personal de Rajoy por eso no es de extrañar que el mandatario tomara la decisión de reincorporarse a su antigua plaza. Rajoy trabajará de 9:00 a 17:00 y recibirá un sueldo mensual de 15.000 euros.

Es el primer caso en que un ex presidente se reincorpora a su antiguo puesto luego de salir de la presidencia.

De presidente a registrador

No obstante para muchos aún resulta un cambio un poco excéntrico. Pasó de ser presidente de una de las mayores naciones del mundo europeo a ser registrador de la propiedad.

Renunció a su escaño en el congreso, en julio dejará su cargo en el PP, renunció a un coche oficial, a su pensión como expresidente y a un grupo de escoltas. Aunque para muchos resultó extraño, para Rajoy es algo normal y no tiene miedo a su decisión.

Lo cierto es que el antiguo mandatario deja a España con una crisis política marcada, conflictos con Cataluña y una crisis interna en el PP.

En el PP las pugnas de poder ya comenzaron y sus militantes se debaten en quien tomará el lugar que Rajoy ha dejado. Es el mismo expresidente quien ha dicho a los periodistas que son los militantes del PP quienes elegirán a su nuevo líder y que ya él no tiene voz ni voto para influenciar en esta decisión. ¿Tal vez no volveremos a ver a Rajoy en los escenarios políticos o simplemente será un breve descanso para el expresidente?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!