Luego de varias sesiones y de asuntos que salieron a la luz pública en la sesión del Congreso en la cámara de diputados de España, se logró que los votos fueran enfocados bajo el apoyo de la moción de censura en contra del Gobernante Mariano Rajoy. Aunque el exmandatario a pesar de los indicios que este ya tenía sobre la aprobación, decidió enfrentarse hasta el final básicamente con Pedro Sánchez, quien celebra ahora su presidencia ante España.

Sí, Pedro Sánchez se ha convertido en presidente de España, luego de haber pedido la moción de censura contra Mariano Rajoy y esta fuera aprobada por más de la décima parte de los diputados y se decidiera a través del voto la destitución presidencial de Rajoy.

Secretario del (PSOE) y ahora Presidente de España

El secretario del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) deberá enfrentarse ahora a los que apoyaban a Rajoy y que siguen siendo parte o miembros del congreso de diputados y de los partidos aliados al ahora expresidente.

Pedro Sánchez, en su nuevo ciclo político, no solo deberá hacer cara a estas personas en miras de hacerles entender su postura en la vida política y las acciones que derivaran de su competencia como gobernante de España, sino que también deberá cumplir con todo lo que este se comprometió durante los actos de moción de censura.

Mariano Rajoy por su parte asegura que Pedro Sánchez no tendrá una tarea fácil y deberá enfrentarse a opiniones distintas a partir de ahora, en la que deberá mantenerse firme y constante para poder lograr llevar adelante su nuevo gobierno.

Un nuevo Presidente sin investidura

Pero no es precisamente la noticia de que Pedro Sánchez ahora sea el nuevo presidente de España lo que ha causado conmoción, sino cómo se dio el proceso en este caso. Se asegura que nunca se había solicitado una moción de censura que fuera llamada a sesiones tan rápidamente y muchos menos que fuera aprobada, e indudablemente menos se podía creer que fuera sustituido un presidente por otro durante una proceso como este; sobre todo sin contar anteriormente con la respectiva investidura, tal y como se plantea constitucionalmente en España.

Parece que a pesar de que Pedro Sánchez ahora es presidente de España trae consigo varias disputas que deberá resolver a partir de ahora como Gobernante. Sánchez deberá asumir posturas que deben ser estudiadas paso a paso y que han sido advertidas por el Partido Popular,claro, es de suponer que no lo hacen con intención de ayudar, o por lo menos es difícil pensar en ello; sino más bien se considera como una estrategia para empezar a presionar a Sánchez.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!