Ha sido una cita breve, pero emotiva. Mariano Rajoy ha anunciado, la mañana del martes, que abandona tras 30 años, las filas del Partido Popular.

Fiel a su estilo ha leído un discurso sucinto y hasta ha realizado el gag del día. Cuando los asistentes comenzarona aplaudir sus palabras finales, alejado del micrófono ha exclamado: "que alguien pare, coño".

Así y luego de hacer un repaso de sus largos días en el PP, el expresidente pone fin a una etapa en la que ha estado más de la mitad de su vida. La renuncia llega apenas unos días después de que Pedro Sánchez lograra la Moción de Censura el pasado viernes.

Arropado por los suyos, Rajoy ha declarado que ha sentido el apoyo del partido durante las últimas jornadas. Desde que comenzara su carrera política como alcalde de Pontevedra, ha estado ligado al Partido Popular. En el año 2003 ocupó la presidencia designado por José María Aznar., hoy dispuesto a reconstruir la centroderecha nacional. Mariano Rajoy mantuvo esa presidencia durante los mandatos del 2011, del 2015 y del 2016.

Según ha trascendido, solo tres personas sabían la inminente decisión de Rajoy cuando la mañana del martes llegó a la sede nacional del partido en la calle Génova, en Madrid. Dos de ellas, sus mujeres de confianza las que han estado a su lado durante los casi dos mandatos y han sido fundamentales para, al menos sopesar conflictos como el catalán: Soraya Sáenz de Santamaría, Fernando Martínez-Maillo y María Dolores de Cospedal.

Para finalizar su discurso ha asegurado que irse del partido es lo mejor para él y para el PP. Han sido, probablemente, los diez días más duros de político gallego y quizás también los de su partido. Los tambaleos de los que supo, al menos, salir de pie hasta que Sánchez propiciara la Moción de Censura, no han dañado la estructura y la imagen del partido.

Resquebrajado, la salida de Mariano Rajoy, lleva de manera inmediata a un cambio fundamental dentro de la fuerza.

Los nombres que pueden suceder a Rajoy

Dos mujeres y un hombre suenan como los candidatos más fuertes para ocupar la presidencia del alicaído Partido Popular. Alberto Nuñez Feijoo, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal son los nombres que suenan con fuerza para ocupar el lugar vacante.

Lo cierto es que, al menos hasta finales de agosto, no se sabrá quien puede sucederle. La Junta Directiva del Partido Popular se reunirá el próximo lunes y ese mismo día decidirá la fecha en la que se celebrará el Congreso Extraordinario. También, el lunes, se conocerá tras la reunión de la Junta quienes integrarán el Comité Organizador.

Es probable que a partir de la semana que viene, más de un candidato se postule para lograr el sitio que después de cuatro mandatos deja vacante Mariano Rajoy. El expresidente estará de manera interina al mando de los populares hasta que se celebre el Congreso Extraordinario.

Por primera vez en la historia del partido, tendrán voz y voto los militantes conservadores, cambio aprobado durante el pasado congreso.

Según lo previsto, en la primera instancia votarán los afiliados al Partido Popular y en la segunda vuelta los compromisarios. Es un cambio importante, pedido por la militancia y que se ha aplicado en algunas elecciones autonómicas, pero nunca antes se ha realizado de manera nacional.

Los ministros de Pedro Sánchez

Por otra parte, Pedro Sánchez agota el tiempo estimado en el que dará forma a su gabinete. Presumiblemente, hoy miércoles, se conozcan los últimos nombres que conformarán la cartera. Algunos nombres ya han sido confirmados como el del catalán Josep Borrel, María Jesús Montero, Meritxell Batet y Carmen Calvo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!