En Pamplona una gran cantidad de personas se han manifestado en muestra de rechazo a la sentencia aplicada en el “caso Alsasua”. El reporte de la organización habla de 80.000 manifestantes, mientras que la policía afirma una asistencia de 30.000. La sentencia trata de penas que tienen un rango de tiempo entre 2 a 13 años. Los ocho acusados imputados reciben cargos de: Alteración del orden público, amenazas, lesiones y atentado a efectivos de seguridad.

Una manifestación llena de apoyo y paz

Alrededor de más de 120 autobuses se han movilizados para la capital local, según informes de la policía nacional, la protesta ha marchado de manera normal.

A las 17:00 horas a comenzado la movilización convocada por los más allegados a los detenidos, esta ha partido desde las zonas aledañas al estadio Sadar.

La marcha estuvo encabezada por una pancarta que los familiares de los acusados portaban en ella el mensaje de: “Ez da justicia” (no es justicia). También se observaron otros carteles donde retrataban las caras de los imputados, acompañados de la palabra “aske” (libre).

Durante el trayecto de la marcha, se apreciaba el apoyo de algunos que a los lados del paso de la manifestación, se les oía aplaudir y corear “Altasasukoak askatu” (libertad para los de Alsasua). Otros grupos sostenían carteles con el mensaje de, libertad para los presos políticos.

La manifestación contó con la presencia de diversos representantes políticos que se han unido a la protesta, Maria Solana, quien es portavoz del gobierno de Navarra, fue una de ellas, a su vez, militantes de Podemos, Geroa Bai, Izquierda- Ezkerra y EH Bildu entre otros.

La madre que toma liderazgo

Bel Pozueta se ha pronunciado en representación de las familias de los imputados, en sus declaraciones a los reporteros, extendió sus agradecimientos al apoyo que recibieron, agregó que el camino era largo y precisaba de esa fuerza.

“Las calles de Pamplona quedaran pequeñas” añadió Pozueta, haciendo referencia a la magnitud de la protesta que rechaza una sentencia catalogada por ella misma, como una injusticia que está por encima de la democracia y del estado de derecho.

Javier Ollo, quien figura como alcalde de Alsasua, también hizo acto de presencia solicitando justicia para el caso, aunque aclaro que no se aspira una total impunidad, hizo un llamado a aplicar la ley con más proporcionalidad.

Al término de la protesta, Pozueta leyó un comunicado donde nuevamente agradece el apoyo y el aliento que los presentes mostraron. Categorizó las condenas como una “muestra de ensañamiento y crueldad” donde los años de prisión a los encausados, se convertirán en pesares diarios para sus familiares y truncamientos de vida y futuro para los condenados, también alertó a la sociedad de no permitir que situaciones como esta se repitan.

Sigue la página Podemos
Seguir
Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!