La ex presidenta de la comunidad de Madrid. Pidió este 9 de marzo de 2018 su reingreso a la universidad complutense. Cifuentes ha realizado recientemente un registro, para recuperar la plaza que poseía en la universidad y ha logrado mucho más que eso. Luego de abandonar todos los cargos políticos que ostentaba, la ex funcionaria ha retornado a la Universidad Complutense con nada menos que un puesto en la Gerencia del Rectorado de la universidad.

Cifuentes en la Complutense

En 1999, Cifuentes habría de ingresar la universidad Complutense como técnico B de Administración y Servicios. Sin embargo, en 2001 la ex presidenta ascendió como técnico A de la institución.

El concurso interno ha sido altamente cuestionado, pues surge gran que el concurso fue presidido por el gerente general, Dionisio Ramos, una persona muy cercana a ella. Es por tal razón que Ramos se vio imposibilitado ejercer las oposiciones para el cargo siendo inhabilitado. Cifuentes ha estado en la búsqueda de recuperar su plaza como técnico A obtenida en un concurso también lleno de polémica.

La expresidenta ha negado en reiteradas oportunidades haber cursado el master para solo para poder rellenar su currículum. Afirmó matricularse en Derecho autonómico por interés en la materia. Sin embargo, gracias a esto consiguió los créditos necesarios para poder hacer el doctorado y defender su tesis.

El nuevo cargo de Cifuentes

Como doctora, la expresidenta puede optar por dejar su cargo administrativo y dedicarse plenamente a la docencia. Sin embargo, la historia sería otra, ya que el cargo que ha logrado obtener en la universidad complutense es en la Gerencia del Rectorado.

La Universidad Complutense de Madrid le ofrece un puesto provisional en la gerencia del rectorado hasta encontrar un mejor puesto, acorde a la naturaleza de las funciones que desempeñadas por la exdirigente.

La universidad asegura que posicionar a Cifuentes en la parte gerencial de la institución es un formalismo que se tramita de manera automática al solicitarse una reincorporación. Según los datos obtenidos de la UCM, la ex presidenta estaría ganando en su nuevo puesto entre unos 50 mil y 100 mil euros anuales.

Tal cifra variará con en función a la antigüedad y la calidad del puesto ocupado.

Ahora la ex funcionaria podrá resolver su situación económica que tanto le preocupaba. Lo irónico es que toda la polémica de la petición de su dimisión comenzó por un "problemas universitarios" y ahora le dan un cargo en una universidad.

Sigue la página Telecinco
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!