Este año la festividad del 2 de mayo en la Comunidad de Madrid puede pasar a la historia. No por defenderse de los invasores franceses como en el año 1808, sino por un tema más actual que tiene que ver con su presidenta, Cristina Cifuentes. No en vano, se prevé una masiva asistencia a la Puerta del Sol, donde está el gobierno regional madrileña, para demandarla su dimisión. Como consecuencia del Mástergate en la que ha incurrido la dirigente del Partido Popular. En las redes sociales y desde algunas formaciones sociales y políticas se está llamando a que la presencia de los ciudadanos sea masiva durante el acto que se realizará para conmemorar el levantamiento del pueblo madrileño en contra de las tropas francesas.

Hasta el punto de que puede constituirse en un hecho inédito en la política española de todas las épocas. La única forma para que Cifuentes no sufra este escarnio popular es que sea cesada en su puesto por Mariano Rajoy en los próximos días. Una medida que todavía no puedes descartarse de ninguna forma ante la evolución que están tomando los acontecimientos en la capital de España. No en vano, la presidenta de la Comunidad de Madrid ya no ha dicho como en otras ocasiones que no va a dimitir. Sino que su idea es “gobernar hasta el último día”, en lo que se conforma como un espectacular cambio en su estrategia.

Asistencia masiva de los madrileños a la Puerta del Sol

Desde luego que hay un auténtico temor en el entorno más próximo de Cristina Cifuentes al considera que la respuesta de la población madrileña será masiva.

En donde incluso, desde algunas fuentes de los movimientos sociales, vecinales y estudiantiles no se descarta una nueva reedición del 15-M.

En este caso convocada por el pueblo madrileño que puede terminar definitivamente con la carrera política de la hasta hace pocos meses prometedora esperanza para suceder a Mariano Rajoy el frente del Partido Popular.

En un hecho histórico sin precedentes en la democracia española.

Se presagian muchas ausencias el 2 de mayo

De cualquier forma, la no participación en los actos del 2 de mayo será uno de los denominadores comunes. Tanto por parte del Partido Popular, como de otras formaciones políticas. En este sentido, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ya ha ratificado que no asistirá a los mencionados actos en la Puerta del Sol.

Aunque una de las mayores expectaciones que generará esta medida de presión serán los nombres de los miembros del PP que no se harán presentes en esta jornada festiva de la Comunidad de Madrid. Uno de los que han creado mayor morbo es el de la vicepresidenta del gobierno, Soraya Saénz de Santamaría.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!