El gobierno de Alemania no permitirá que sean condescendientes con la compañía Facebook, tras el gran escándalo de la filtración de datos de usuarios y su uso para fines políticos en la campaña presidencial de Donald Trump. Este jueves 5 de abril, Alemania pidió que se tomaran medidas fuertes contra la famosa red social, después de que esta admitió que no solo fueron 50 millones, sino 87 millones de usuarios de los cuales tomaron información para colaborar con las bases de datos que estaba haciendo Cambridge Analytica.

La ministra de justicia alemana, Katarina Barley después de un encuentro que sostuvo con representantes de la compañía expresó que Facebook no es una red transparente, que las convicciones éticas fueron menos importantes que las convicciones comerciales. Esta reunión tuvo lugar en Berlín y con el propósito de conocer más acerca de la magnitud del escándalo.

Se estima que unas 300.000 personas se han visto directamente afectadas por uso indebido de sus datos, ya que estas instalaron la aplicación de prueba de personalidad creada por el investigador de la Universidad de Cambridge, Aleksandr Kogan, quien después pasó la información a Cambridge Analytica. Con esta información ellos podían acceder también a millones de datos de los amigos de los usuarios que descargaron la aplicación.

Medidas de control para redes sociales

Tras la reunión con los representantes de Facebook, la ministra ha dicho que la compañía ha perdido la confianza que los usuarios han dado desde la creación de la red social y que para manejar este tipo de redes se debe tener reglas claras.

Además, Barley comentó sobre la posibilidad de nuevas medidas para controlar este tipo de páginas, sacar una nueva política de protección de datos en Europa, legislar requisitos claros para los que manejan las compañías de redes sociales.

La funcionaria también va exigir la explicación de la función de los sus algoritmos usados por Facebook a las autoridades de la Unión Europea.

Reconocimiento de Facebook

El escándalo de la filtración de datos se volvió más grande cuando Facebook reconoció públicamente que la cifra de los usuarios afectados aumentó a 37 millones más de la que se había mencionado en un principio, es decir hasta ahora se estima que 87 millones de personas se han visto envueltas en esta negligencia.

Este comportamiento de Alemania de cara al problema de uso de datos es normal, ya que han vivido eventos traumáticos como el nazismo y la Stasi (Ministerio para la Seguridad del Estado) que operaba en los años 50 como servicio de inteligencia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más