Las declaraciones de Mario Vargas Llosa en los días pasados sobre la política mexicana han causado resentimiento entre los seguidores de Armando Manuel López Obrador (AMLO). El novelista calificó de “suicidio democrático” en el caso de que este candidato de izquierda ganara las elecciones presidenciales.

"¿Qué les parece quemar sus libros?"

“Algunos países prefieren suicidarse, espero que eso no ocurra porque sería muy trágico para México, donde algunas cosas andan mal, pero otras bastante bien. Esperemos que el populismo no gane en México. (…) Yo espero que no gane López Obrador, creo que sería un retroceso para el país”, subrayó Vargas Llosa durante la presentación de su último libro La llamada de la tribu.

En reacción a estos comentarios, la esposa del candidato presidencial, Beatriz Gutiérrez Müller dijo “es una intrusión, viniendo de un extranjero y una muestra de ignorancia, viniendo de un dogmático. Me da vergüenza”. Esto tuvo lugar al finalizar una entrevista para los medios mexicanos tras presentar su libro Rogelio Fernández Güell, Episodios de la Revolución Mexicana, en la Universidad Metropolitana de Monterrey.

Mientras que la académica del Colegio de Sinaloa, Carmen Bojórquez propuso en su cuenta de Facebook destruir los libros del peruano. La historiadora publicó “¿Qué les parece quema de libros de Vargas Llosa por metiche? ¡El escritor Nobel derrapó!”. A lo que respondieron con comentarios como “Van diez litros de gasolina de fósforo… jejeje”.

Y activistas como la investigadora de la Universidad de Sonora, Reyna Castro Longoria preguntó: “¿Dónde será la quema?”

Por otra parte, AMLO tuvo una reacción más serena y expresó "No, nada, nada, no voy a caer en ninguna provocación. Es su manera de pensar. Es buen escritor, pero es mal político”.

Supuesta campaña contra AMLO

Toda esta polémica es debida a que López Obrador es un candidato con tendencias izquierdistas y al parecer se le ha tratado de asociar con el gobierno venezolano. Los contrincantes lo han calificado como el “Hugo Chávez mexicano”, aunque Obrador niega haber tenido amistad o alguna relación con el expresidente de Venezuela.

Esta es la tercera vez que AMLO aspira a ser presidente. Y en sus dos campañas anteriores fueron vinculadas con el chavismo y eso hizo que perdiera mucha popularidad entre el pueblo mexicano en ese entonces.

En esta nueva candidatura se le vuelve a asociar al gobierno venezolano. En los primeros días de enero varias ciudades de Venezuela (Maracaibo, Barquisimeto, Valencia y Maracay) amanecieron con varios grafitis a favor al mexicano firmados supuestamente por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el cual fundó el expresidente Chávez.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!