Odebrecht es una constructora brasileña creada en 1944 por un inmigrante alemán Norberto Odebrecht. Se convirtió en una de las empresas más innovadoras del mundo y conocida por su cultura al mérito. Siempre fue alabada por las escuelas de negocios, no solo en Brasil, sino en muchas partes del mundo. Durante años, esta compañía fue la envidia de todas las constructoras, puesto que ganaba todos los concursos de obras públicas y por la manera en que se expandía con facilidad en otros países.

¿Cómo surge el problema con Odebrecht y su relación con la corrupción?

Todo comienza en los periodos presidenciales de Lula Da Silva y Dilma Rousseff, quienes querían generar más fuentes de empleos a toda costa y usaron la buena racha del elevado precio del barril del petróleo.

Entonces, Petrobras, la empresa petrolera más grande #Latinoamérica se encargó de construir refinerías, gasolineras y todo tipo de edificios amparados por el gobierno.

Estos proyectos de construcción fueron encargados a grupo de empresas de la élite brasilera, Odebrecht. Esta constructora siempre ganaba los concursos de obras públicas, pero sus victorias no son casualidades. Se ha dicho que la compañía se ha gastado millones de dólares en #sobornar a políticos para obtener dichos resultados.

Cuando esta información salió a la luz, Rousseff tuvo que dimitir tras someterse a algunos juicios donde se habló de supuesto financiamiento de su campaña política por parte de Odebrecht y a Da Silva se le acusó de corrupto.

Magnitud del problema

El caso de corrupción traspasó fronteras e infectó a casi toda Latinoamérica.

Según el portal informativo Diario correo dijo que Colombia, Brasil, Ecuador, Republica Dominicana, México, Guatemala, Panamá, Venezuela y Perú [VIDEO]estaban involucrados en el caso de corrupción, prácticamente todos los países de esa región.

Viatualpolitik dice que Odebrecht tenía su propio departamento de sobornos, llamado sector de relaciones estratégicas, donde destinaron más de 800 millones de dólares para convencer a políticos importantes, para que ellos fueran los encargados construir obras públicas en diferentes países. Son tantas las edificaciones hechas por ellos, que es muy difícil enumérarlas a todas.

Para que te hagas una idea de que se puede hacer con $800 millones, se podría producir toda la trílogía de La guerra de las galaxias.

¿Cómo funcionaba?

Un ejemplo perfecto, es el caso del expresidente Alejandro Toledo y la autopista interoceánica, 5.500 kilómetros de carreteras para conectar Perú con Brasil. Esto fue entre 2001-2002, Toledo ocupaba el cargo presidencial en Perú.

La compañía ganó el concurso, porque presentó la propuesta más económica, una de 800 millones de dólares. Lo extraño, es que el proceso del concurso normalmente suele tardar meses para elegir a una compañía, pero esta vez fue un proceso que duró solo semanas. Además, en cuanto las obras empezaron, los gastos se multiplicaron tres veces más al presupuesto presentado al inicio.

Los fallos en la obra se dejaron ver rápidamente y eran tan grandes como, las alcantarillas de tuberías metálicas corrugadas sin el recubrimiento especificado para protegerlas de las aguas ácidas, lo que trae como consecuencia la reducción acelerada de la vida útil de la obra.

Y después se descubrió que el "ex presidente Alejandro Toledo habría recibido coima de 20millones de dólares" por parte de la constructora." Publicó el diario Gestión.

Casos como estos hay muchos, seleccionados en concursos a través de sus influencias y aumentos de los presupuestos. Y todo salió a la luz después de que Marcelo Odebrecht, presidente de la compañía para reducir su condena en la prisión, soltó datos importantes y no solo a la policía brasilera, sino también al departamento de justicia de Los Estados Unidos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!