Miguel Ángel Revilla, actual presidente de la Comunidad Autónoma de cantabria, acudirá a un nuevo plató donde explicar cuentas; aunque esta vez lo hará sin pizarra, a propósito de la financiación de su propia formación, el Partido Regionalista Cántabro (PRC), y acompañado del responsable de finanzas del mismo, Alfredo Trueba. Así lo ha solicitado el PP en la Comisión de Investigación de Financiación de los Partidos Políticos del Senado.

500.672 euros en latas de conservas

Además, el mediático portaestandarte cántabro está siendo salpicado estos días por diversas publicaciones donde aparecen las desorbitadas facturas que su gobierno ha dedicado a la compra de las ya famosas latas de anchoas que el Presidente va regalando desde hace años por televisiones y saraos varios. Así lo está desvelando Alejandro Entrambasaguas en una serie de artículos para OKDIARO.

Según el periodista, y así lo atestiguan las facturas en su día remitidas al Parlamento de Cantabria, el gobierno montañés habría desembolsado 500.672 euros en la adquisición de las conocidas conservas, durante 2 legislaturas (2003-2011) y con cargo al presupuesto público, camuflando este despilfarro entre distintas consejerías, direcciones generales y empresas públicas que el Partido Regionalista Cántabro comparte con su socio de gobierno, el PSOE.

La consejería de Innovación Industria Turismo y Comercio junto a la de Presidencia y Justicia serían las que mas derroche habrían acometido (365.672 y 101.824 euros respectivamente) seguidas por las de Obras Públicas, Educación y Sanidad (16.307, 15.413 y 2.058 euros) que, aunque de menor cuantía, resultan más sangrantes para la opinión pública puesto que ese dinero, definitivamente, no debería haber tenido esa finalidad.

28 latas por día

Haciendo un cálculo estimado de que cada envase cuesta una media de 6 euros, y si las cuentas de la comunidad autónoma son correctas, Miguel Ángel Revilla debería haber estado regalando latas a un ritmo de 28 por día ininterrumpidamente (incluyendo festivos, fines de semana y vacaciones) en ese periodo de 2 legislaturas para llegar a las 83.445 latas que cubrirían ese algo más de medio millón de euros. Es decir, a más de lata por hora. Todo un empacho.

Amigos, compañeros y clientes

Como postre, el diario digital destaca entre todas las empresas del sector conservero con las que se comerció a Conservas Lolín S.L. (en concreto 35.763 euros en latas de Anchoas, bonito y ventresca en aceite), no ya por su reconocido prestigio, si no por ser propiedad de Jesús Gutiérrez Castro, antiguo líder del P.R.C. en Castro Urdiales hasta que se vio obligado a dimitir meses después de las elecciones de 2015 tras descubrirse que el Plan General de Ordenación Urbana había recalificado, de uso industrial a comercial, los terrenos donde se ubicaba su fábrica.

La relación de esta compañía con el gobierno cántabro no termina ahí pues este, a través del Instituto Cántabro de Finanzas (ICAF), aprobó una aval de 1.500.000 euros y una subvención del Fondo Europeo de Pesca (FEP) por valor de 50.885 euros. Suerte que las anchoas cántabras siempre vienen muy limpias de espinas; si no el Presidente se podría atragantar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más