La decisión que se ha conocido a última hora de este sábado ha sido tomada de manera unánime en respuesta al recurso presentado por el gobierno. De acuerdo a lo que ha manifestado el Tribunal Constitucional, solamente se podrá acceder a la presidencia de la Generalitat si el candidato lo hace de manera presencial.

De esta manera, cualquier otro intento, como la jura telemática, haría que quede suspendida la investidura. La medida se enmarca dentro de lo cautelar y es en respuesta al recurso presentado por el gobierno la semana pasada para impedir que Carles Puigdemont sea investido desde la distancia.

Se desprende del documento que, para lograr la investidura, el expresidente que actualmente reside en Bélgica, debe lograr una autorización del juez y obligatoriamente asistir a la Cámara de manera personal.

El Tribunal Constitucional se reserva el derecho de admitir a trámite o no, una vez que todas las partes hayan ofrecido su declaración. De esta manera se admite que tanto Carles Puigdemont como los diputados de JxCat, puedan apersonarse para hacer su descargo.

La jornada en la que se ha decidido no validar una cesión de investidura que no sea presencial ha durado cerca de 6 horas. La resolución se ha tomado de manera unánime por todos los integrantes del Tribunal este sábado por la noche.

Además de no permitir que la investidura se declare sin ser presencial, se deben cumplir tres requisitos para que se legitime la misma. Ni el debate, ni el pleno de cesión de investidura de Carles Puigdemont i Casamajó [VIDEO]podrá celebrarse sin la presencia de este, quedando sin efecto la delegación en otra persona o la forma telemática.

Si el candidato decidiera presentarse ante la Cámara, al existir una orden de búsqueda y captura, debe contar previamente con una autorización judicial para poder hacerlo. Por última la tercera condición impuesta por el Tribunal Constitucional es que ninguno de los integrantes del Parlament para los que pesa una orden de búsqueda y captura pueda delegar su voto en otro parlamentario.

Por último se declara nulo y sin efecto cualquier situación que contravenga estas medidas cautelares.

La reacción del Gobierno

Apenas conocerse la decisión del Tribunal, el Gobierno ha puesto de manifiesto su parecer sobre la misma. Considerando que de esta manera se evita una investidura fraudulenta y se respeta la ley. También ha recalcado que, mientras esté en vigencia la orden de búsqueda y captura, el expresidente de la Generalitat no podrá acceder al pleno sin la autorización del magistrado.

El Tribunal Constitucional ha dado un plazo de 10 días para decidir si admite a trámite el recurso presentado por el Ejecutivo.

La misma recién se tomará una vez que han escuchado a todas las partes implicadas y se resuelvan las dudas que han planteado los diputados, recientemente elegidos, por Junts per Catalunya.

Las opciones más absurdas y ocurrentes

Los últimos días ha trascendido que agentes de la Guardia Civil han revisado algunos aeropuertos privados de Cataluña. Las especulaciones han sido tan variadas como absurdas. Desde la hipótesis que sostenía que el expresidente llegaría por vía terrestre hasta el país, para luego tomar un avión particular. Esta idea cobró fuerzas tras conocerse que, según las normas de la aviación de esta clase, no es necesario que el piloto registre los nombres de los pasajeros.

Sin embargo, la teoría más disparatadas, abordaron la posibilidad de que Puigdemont ingrese al Parlament [VIDEO] el próximo martes, con varios dobles y por diferentes entradas. De esta manera lograría burlar el control policial y accedería al pleno sin ser detenido.