53 carreteras cortadas, 2 marchas lentas y 2 retenciones. Esa es la situación que se presentaba en Cataluña este mediodía. Miles de personas han salido a la calle para protestar en contra de los actos de represión producidos por la policía y el gobierno central el pasado domingo 1 de Octubre.

Sindicatos como UGT y CCOO, junto a las entidades soberanistas catalanas convocaban hace unos días un "paro del país" que está teniendo lugar ahora mismo alrededor de la autonomía. Otros sindicatos, como CGT, Intersindical-CSC, IAC o COS, han preferido hacer una convocatoria de huelga general.

La jornada de hoy, con la celebración de los dos eventos está teniendo una gran repercusión en Cataluña, donde cientos de empresas y negocios catalanes están cerrando sus puertas para sumarse a la huelga.

No lo han tenido tan fácil los trabajadores de compañías españolas, pues han tenido que acogerse a su derecho de huelga que implica su correspondiente descuento salarial.

En Barcelona se ha celebrado una concentración a las 12h en Plaza Universidad y está prevista una manifestación a las 18h de esta tarde en Jardinets de Gracia. Durante esta mañana miles de trabajadores y estudiantes que se sumaban a la huelga han acudido hasta el centro mediante diversas columnas que han cortado importantes vías como la AP-7, con 10 km de retención o la Meridiana.

A la huelga se ha unido también TMB (Transportes Metropolitanos de Barcelona) que ofrecerá servicios mínimos (del 25%) de 6:30 a 9:30 y de 17:00 a 20:00. Durante el resto del día no habrá ningún tipo de servicio.

En cuanto a hospitales, se garantiza la normalidad del funcionamiento de estos pero los centros de asistencia extrahospitalaria se unirán a la huelga aunque con un mínimo del 25% de la plantilla trabajando. Los estudiantes también han querido sumarse, cerrando docenas de centros por toda Cataluña y acudiendo a las manifestaciones convocadas. Estibadores del puerto de Barcelona y Tarragona y trabajadores del grupo alimentario Mercabarna han secundado casi al 100% la huelga general para unirse así a las concentraciones donde también hemos podido ver a integrantes del Cuerpo de Bomberos de Cataluña y a trabajadores de grandes atracciones turísticas de Barcelona como sería La Pedrera.

Sindicatos y autoridades catalanas han pedido a la población no ejercer ningún tipo de violencia, pues defienden que es lo que busca el gobierno central para tratar de limpiar la imagen de agresividad proyectada el pasado domingo durante la celebración del referéndum.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!