La victoria de Emmanuel Macron significa algo más que la elección por parte del pueblo francés de un nuevo presidente para su país, la victoria de Macron supone el frenazo a la ola populista que venía saliendo victoriosa en todo el mundo y que con la victoria del centrista hoy en Francia se ha visto frenada, al menos provisionalmente. La victoria en las urnas de la otra candidata a la presidencia, Marine Le Pen, supondría unas políticas para Francia similares a las empleadas por sus compañeros ideológicos Donald Trump o Vladimir Putin, pero el pueblo francés se movilizó y eligió no caer en ese tipo de políticas dando su apoyo masivo al joven político de 39 años, que se convertirá en el presidente más joven de la República francesa tras obtener en las urnas un 65% de los votos, frente al 35% obtenido por su rival de esta jornada electoral, según las estimaciones a pie de urna falicitadas por el gobierno francés.

Con estos resultados, Francia demuestra querer transitar por una autovía distinta a la nueva tendencia Política mundial de los últimos tiempos, con el populismo más extremista ganando en muchos países de suma importancia, como la ya mencionada victoria contra todo pronóstico del Partido Republicano de Donald Trump en los Estados Unidos, una sorpresa con mayúsculas ya que todas las encuestas daban como favorita a la demócrata Hillary Clinton. El otro golpe populista más sonado en los últimos meses ha sido sin duda el Brexit, arrojando un resultado que supondrá, si nada cambia, la salida de Reino Unido de la Unión Europea en unos años. En el caso de las Elecciones a la presidencia de Francia, en muchos momentos de la campaña, la tendencia estuvo a punto de seguir su rumbo ya que Marine Le Pen contaba con serias opciones de hacerse con la victoria en las urnas, con encuestas muy favorables.

Sin embargo, los ciudadanos franceses han optado por un presidente liberal, comprometido con la Unión Europea y partidario de no cerrar fronteras ni a su país con el exterior.

Llama la atención también que Francia haya elegido a un ex banquero para tomar las riendas de su país, cuando hace unos meses solo mencionar esta posibilidad hubiera sido cuanto menos osado.

Termina así el mandato del socialista Hollande, que esta misma semana celebrará el acto de traspaso de poderes al candidato de En Marché!, triunfador de la jornada de hoy, y que se convertirá en el octavo presidente elegido en la V República francesa.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!