Luego de los allanamientos realizados este miércoles en la casa y los despachos de la familia Pujol, la situación de Marta Ferrusola Lladós se ha complicado.

Fueron más de 6 horas revisión exhaustiva en la casa del ex presidente de Cataluña, Jordi Pujol, ordenada por José de la Mata, juez de la Audiencia Nacional. En el domicilio particular no solo estuvo presente el matrimonio, sino que también el hijo mayor Jordi Pujol Soley.

Este último detenido en la prisión de Soto del Real y que llegó hasta a casa paterna en un furgón policial para ser testigo del allanamiento.

Según ha trascendido este jueves, la Fiscalía Anticorrupción tenía en su poder anotaciones de puño y letra que corresponderían a Marta Ferrusola. Estas notas revelarían, a criterio de la Fiscalía, una presencia fundamental de Ferrusola sobre el control del dinero familiar.

La anotación manuscrita, que el juez atribuye a la matriarca de los Pujol, se trataría de una hoja de solicitud para operar cuentas bancarias en Andorra. Hecho por el cual la Fiscalía Anticorrupción que Ferrusola Lladós estaba en plena disposición y conocimiento de los fondos familiares en el Principado.

Este ha sido uno de los motivos fundamentales por lo que el magistrado De la Mata ordenó la revisión del domicilio particular, el de veraneo y los despachos del matrimonio Pujol.

Ambos figuran como titulares d ecuentas bancarias en el extranjero de fondos que no han sabido justificar ante la justicia.

María Victoria Álvarez, ex pareja sentimental de Jordi Pujol Ferrusola, ha declarado ante el juez de la causa que, durante un viaje a Londres, mientras todavía era novia de Jordi, escuchó una conversación entre el primogénito y su madre, en la que esta le asegura “ya están a salvo los 400.000”.

La decisión del juez de revisar las propiedades de los Pujol, pareciera sumar implicados a una causa, que en principio se creía que solo manejaba el mayor de los hijos. Sin embargo, de estos allanamientos se podría deducir que, el magistrado sospecha que el ex presidente de la Generalit y su mujer eran los titulares de la cuenta de Jordi Jr. en Andorra, al menos hasta el año 2.000. Cabe mencionar que durante esas fechas la cuenta bancaria de los Pujol en Andorra recibió un ingreso de 307 millones de pesetas.

Existe un documento en el que Jordi Pujol Ferrusola asegura que el titular de ese dinero no es él, sino su padre. Existe un segundo documento con tanto valor testimonial como el primero, en el que un año después del ingreso de los 307 millones de pesetas, Pujol padre se atribuye el dinero. En la nota, el ex presidente declara que es el propietario de esa cuenta bancaria y que en caso de fallecimiento todo el importe que allí se encuentre debe pasar a nombre de su esposa, Marta Ferrusola.

Según las declaraciones de la familia, esas notas, no eran más que una “trampa” para engañar a la ex mujer de Jordi hijo. Para ello habrían contado con la participación de un gestor de Andorra, que enseñaría estas declaraciones a la mujer durante la etapa de divorcio y más tarde destruiría esos documentos. La defensa de Jordi Pujol padre ha presentado un examen caligráfico en el que se asegura que la letra y firma no corresponde al ex presidente.

Por lo tanto el Juez considera viable la hipótesis de la Fiscalía en la que cada miembro del clan familiar tenía un rol dentro de la distribución y adquisición del dinero. Hasta el momento se ha excluido de la causa a las únicas dos hijas mujeres. Mientras que la situación de Marta Ferrusola se complica tras estos allanamientos, por considerarse que tenía total conocimiento y disposición de los fondos familiares, hasta al menos el año 2.004. Cabe mencionar que, durante ese año, los miembros de la familia abrieron cuentas particulares.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más