A veces no es necesario gastar saliva, ni tan poco papel para describirnos. Decía un sabio que nuestros actos reflejan nuestra personalidad. Yo iría más lejos y diría que no sólo dice nuestra personalidad, también reflejan nuestro ser, nuestra ideología y sobre todo nuestra postura ante temas tan delicados.

Resulta curioso que siempre que salta alguna noticia sobre algún acto rememorando a dictadores y genocidas se encuentre determinado partido político. Vimos hace unos días como un municipio de Toledo gobernado por el Partido Popular exhibía fotos de Franco, Hitler y Himmler. Bien es cierto que la comunidad política se postulado en contra, no todos, pero si la mayoría.

Lo que es curioso es que siempre que suceden actos así son los populares de algún rincón del mapa español los que se encuentran salpicados. ¿Qué pasaría si el partido comunistade España representara a Stalin o a Pol Pot? No piensen demasiado, la caverna mediática saldría expulsando bilis y maldiciéndolo, algo que sería justo pues ambos fueron unos genocidas, pero lo curioso es que todos esos que saldrían como auténticos perros de presa el otro día callaban, al igual que callan ante el incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, al igual que callan ante la subvención a la fundación Francisco Franco o la subvención para mantener el Valle de los Caídos, que sobrepasa en el segundo de los casos los 250.000 euros.

Pero no es algo que nos deba pillar de sorpresa, mientras parece que nadie se ha pronunciado, legalmente, sobre esas proyecciones, a excepción de la diputación de Toledo presidida por el PSOE, el Gobierno de Madrid si se ha pronunciado para prohibir las Esteladas. Desde el primer momento señalaremos que no estamos aquí para juzgar si la Senyera es mejor o peor que la Estelada ni pretendemos entrar en juicios de valor en relación al uso de una bandera u otra.

Simplemente vemos el motivo por el que mientras en el primer caso comentado existe una pasividad y una relajación nacional, mientras que en el segundo de los casos se actúa con total firmeza.

Concepción Dancausa, la que es delegada del Gobierno en Madrid y que ha prohibido la entrada de las Estelads en la copa es hija de uno de los que fundaron la Fundación Francisco Franco, la que comentábamos antes que recibía jugosas subvenciones, pero no sólo eso, sino que en más de una ocasión ha dado el visto bueno o ha mirado hacia otro lado en relación a varias manifestaciones neonazis y antifascistas que hay convocadas para el sábado, todos sabemos lo que puede suceder si ambas manifestaciones se encuentran.

Como bien decíamos no encontramos razón alguna para contemplar la dureza con la que se actúa en algunos casos, mientras que para otros parece que se deja correr y no se actúa con la misma dureza. Esperemos que no se deba a la influencia ideológica que su padre Fernando Dancausa de Miguel, conocido falangista, fundador de la fundación que lleva el nombre del dictador y un firme opositor a la Transición, le haya podido inculcar.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!