Eduardo Inda es uno de esos periodistas que en su afán por querer llevar siempre razón le lleva a cometer errores. Como diría el mismo, “es público y notorio”, que la política de acosoy derribo que está llevando contra Podemos está dejando su profesionalidad muy dañada.

Si hace unos días vimos cómo sus propios compañeros de profesión le acataban sin cuartel en los debates televisivos por su burda, y siempre presunta, manipulación sobre la financiación de Podemos, donde se le llegó a decir “ese documento es de primero de photoshop”, afirmación que dejó en muy mal lugar al periodista y su ética profesional.

Pero a pesar del ridículo llevado a cabo por el director de “OK diario” parece que no ha escarmentado y en vez de reivindicarse con alguna exclusiva, como tantas daba en épocas pasadas sobre presuntos corruptos, Eduardo Inda ha vuelto a quedar en evidencia a intentar desprestigiar al ex – JEMAD, Julio Rodríguez.

El viernes Ok Diario titulaba un artículo, ya que ni tan siquiera en el caso de haber sido verdad era algo noticioso o noticiable, “El general de Podemos va a Málaga en clase preferente del AVE”, el artículo no ponía nada importante nada más que una especie de novela con el único fin de atacar a la formación morada y comparar a su representante con los abusos públicos de “la casta”.

Fue el propio Julio Rodríguez quien desde su cuenta de Twitter respondió a la noticia diciendo que era falsa y aportando una fotografía que demostraba que una vez más Ok Diario no decía la verdad.

Eduardo Inda, más allá de las diferencias ideológicas que siempre existirán entre diferentes periodistas y medios, estaba considerado como uno de esos periodistas que eran conservadores de las tradiciones pero que tenía un “caché” gracias a diferentes exclusivas aportadas.

Fue uno de los primero que se hizo eco de lo que acontecía con Ignacio González y su ático, destapó varias tramas de corrupción, incluido parte del caso Nóos. Pero desde que apareció Podemos, Inda parece haber perdido el rumbo, quedando en evidencia cada vez más a menudo, por sus burdas, y siempre presuntas, manipulaciones sobre la formación morada.

Sin embargo parece que el periodista ha perdido su propia batalla moral y se ha dejado la independencia periodística en casa. El jueves pasado hubo medios de comunicación que pedían explicaciones al director de Ok Diario pro los vínculos del medio de comunicación con una empresa investigada por haber ayudado al Partido Popular de Valencia a blanquear dinero. Sin embargo el periodista, así como el medio que dirige no han emitido comunicado oficial para desmentir esa noticia, algo que ha conllevado el desprestigio popular y profesional.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!