El reciente avance de VOX en las elecciones catalanas, en el que obtuvieron 11 escaños en el Parlament, son un importante capital político que la formación verde piensa utilizar para cercar de forma más contundente y profunda al separatismo en Cataluña. Para ello, el partido de Santiago Abascal cuenta con una batería de portavoces como Javier Ortega Smith e Ignacio Garriga, ya que todo parece indicar que van a intentar marcarle el terreno a Esquerra Republicana de Catalunya, uno de sus principales adversarios en la región.

Los resultados catalanes del 14 de febrero, a pesar de haberle dado el empate al Partido Socialista de Cataluña (PSC) y a ERC en el número de escaños en el Parlament, y aunado a que el PSC obtuvo más votos; y aún cuando VOX se mantiene lejos de las negociaciones para formar Gobierno.

Sin embargo, el partido de Santiago Abascal es una nueva realidad en la comunidad que debe ser reconocida así por todo el espectro político catalán, tanto en los sectores independentistas como en los espacios de la propia derecha española.

El dirigente de VOX, Javier Ortega Smith, marca la agenda anti separatista

Javier Ortega Smith, uno de los personajes más importantes de VOX ha sido uno de los precursores de la agenda anti separatista catalána post elecciones. Y es que el diputado de la formación verde ha aprovechado la ocasión e intervención para responder al dirigente de ERC, Gabriel Rufián, quien propuso en el Congreso un referéndum pactado sobre Cataluña. Javier Ortega Smith fue directo en su intervención alegando que la Republicana Catalana realmente es una entelequia, algo que no existe.

Todo ello ocurrió bajo la mirada de Podemos y el PSOE.

En VOX advierten que el crecimiento del partido será indetenible

En el partido VOX creen que el crecimiento de su formación política será indetenible, un recurso con el que cuentan para marcar su agenda en Cataluña, y según ellos en un futuro no tan lejano obtener mejores resultados en Cataluña, y por supuesto en España.

VOX ahora hace recordar al Ciudadanos (Cs) de 2017, ese que fue victorioso, por supuesto la diferencia está en que el partido naranja derrumbó su éxito y terminó severamente perjudicado. Habrá que esperar a ver si VOX no comete el mismo error, Abascal tiene la ventaja de tener ese espejo de Ciudadanos.

No solamente los separatistas son el objetivo

Para VOX no solamente los independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya son el principal adversario a vencer, sino también la misma derecha española, esa que se agrupa en torno al PP y a Cs.

Porque delimitando el papel de los populares en Cataluña, el resultado es dramático, con solamente tres escaños, el descenso del Partido Popular es dantesco. Aunado a las disputas internas que ahora cuestionan el liderazgo del propio Pablo Casado, tomando en cuenta el avance soterrado de Alberto Núñez Feijoó y el PP gallego.

Los dirigentes de VOX traducen los hechos de Vic como el preludio de su avance en Cataluña

Para los dirigentes del partido VOX, los distintos episodios de agresión que vivieron en Cataluña durante la campaña electoral, son una muestra clara de que el separatismo y las formaciones soberanistas reconocen y temen el avance de la organización política en la región, aunque han sido mayoría histórica con el 51,7% de los votos.

Por ello la dirigencia de VOX pretende ahora revertir los sucesos del primero, ese que califican como un artero golpe a la democracia española y muy difícil lo van a tener.

Ahora VOX se adentra en el juego de la política real

En VOX al ir restándole protagonismo al PP, el campo luce despejado. La oportunidad para administrar el capital político va a depender de la conducta de los dirigentes de la formación verde. Lo que no puede ser ignorado es que VOX es una realidad en el espectro político catalán. Y Cataluña es una comunidad que ahora como siempre define considerablemente la política nacional española.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!