Esperanza Aguirre parece que no aprende de los errores al volante. Ahora, la que fuera Presidenta de la Comunidad de Madrid la ha vuelto a liar. En esta ocasión, para “mas inri”, en medio de lo que se conoce como “Madrid Central”, una de las zonas de tráfico más controladas de Madrid. Fuentes de la Guardia Civil han confirmado a varios medios de comunicación que la infracción cometida por la ex-lideresa del Partido Popular implicaría una sanción de tipo económico.

En el año 2014, la ex-Presidenta ya vivió una situación similar en plena Gran Vía

Aún nadie se ha olvidado del episodio del año 2014, cuando la propia Esperanza Aguirre arrolló la moto de un agente de la Policía Local tras ser multada en la zona de Gran Vía.

Un episodio cargado de polémica, ya que, los agentes tuvieron que seguir a la política hasta su casa ante su indiferencia. Ahora, se ha hecho público que, este mismo viernes, sobre las 14 horas, Aguirre ha vuelto a protagonizar un “momentazo” al volante, en este caso, por temeridad en pleno centro de la ciudad de Madrid, para ser más concretos, en el cruce de dos de las calles más transitadas y turísticas de la ciudad: calle del Pez con calle San Bernardo.

Esta zona está incluida en lo que se conoce como Madrid Central y justo al lado de Gran Vía, por lo que es una zona muy controlada por los agentes del tráfico y de la seguridad. Según la versión de los agentes, Esperanza Aguirre se disponía a bajar por la calle Pez y, en un intento de poder saltarse el semáforo al ir a demasiada velocidad, la ex-lideresa se quedó parada en medio de un paso de peatones impidiendo que los viandantes pudieran pasar.

Esto provocó que varios de ellos, mostrando su indignación, interpelasen a la mujer que iban conduciendo el vehículo, aunque ella se mostraba impasible y seguía cortando el paso de los peatones. Por otro lado, recibió sonoros pitidos de los Coches que subían en dirección a la calle San Bernardo, como de aquellos que estaban detrás en la mencionada calle del Pez.

Esperanza Aguirre se ha arriesgado a recibir una cuantía económica por su infracción al no dejar cruzar a los peatones

La infracción llevada a cabo por la ex-Presidenta provocó que los peatones tuvieran que cruzar por fuera de los límites del paso de peatones, con el peligro que eso conlleva para los viandantes.

Algunos la reconocieron y no dudaron en hacer fotos de la escena ante la incredulidad.

Hay que recordar que el Código de Circulación, en su Articulo 39, específica que está prohibido parar en los pasos de cebra y dicha infracción implica una multa de 200 euros. Calderilla para una de las políticas que más años estuvo en altivo y con mayor fortuna personal.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!