En los últimos años, el mundo de la animación dirigida a los más pequeños, se está abriendo hace temáticas como la identidad de género y la inteligencia emocional. Una de las guionistas que más aportó hacia a este cambio es Rebecca Sugar, gracias a la inclusión, en las Historias que realiza, de personajes anticonformistas.

Como reveló en una entrevista en ‘The Guardian’, cuando era pequeña, Rebecca no se reconocía en los tópicos relacionales representados en el panorama de los dibujos animados, oprimidos por las normas de género.

Steven Universe

A partir desde el 2013, la guionista tiene un show de animación todo suyo: ‘Steven Universe’. El dibujo animado cuenta la historia de Steven, un niño muy desaliñado, hijo de una luchadora intergaláctica: Rosa la gema de cristal. Él, junto a las amigas de su madre, que también son gemas, luchan contra quien amenaza el planeta tierra.

A través de esta historia, que, a pesar del guion aparentemente muy complejo para un público de niños, representa con simplicidad temáticas importantes, y de los cuales se habla muy poco en dibujos animados para este tipo de público: el amor, el dolor, la muerte, la libertad, la familia nuclear y su diferencia con las menos tradicionales, la ansiedad, el miedo, el crecimiento, el sentido de culpa.

Steven es un personaje revolucionario. No es violento, al contrario, pone siempre todo su corazón en las luchas que tiene que enfrentar, empatizando con los enemigos, y aprendiendo de la diversidad, a partir de la familia disfuncional en la cual vive, desarrollando empatía y una abertura mental afuera de la norma. Steven además, como afirma su misma autora, desafía las normas de representación de los héroes masculinos, utiliza un escudo rosa, llora y tiene una enorme inteligencia emocional.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias

Las temáticas enfrentadas en la serie

La misma autora declaró que las temáticas enfrentadas en la serie animada nacen desde su experiencia personal. De hecho, ella fue víctima a los 22 de una agresión racista, junto a su pareja, Ian Jones-Quartey, de origen afroamericano, y que es productor y coordinador del show, asunto que se reflexiona en la canción “Más fuerte que tu”, una de las más bonitas de la serie.

También el mundo LGBT está representado con profundidad y simplicidad, de manera que también los más pequeños puedan entenderlo. Es el caso de la gema Garnet, una de las tutoras de Steven, que en principio está representada como un personaje cualquiera, pero que es el resultado de la fusión entre otras dos gemas (Ruby e Sapphire), que eligieron de juntarse por amor. Alegoría perfecta del amor homosexual.

No binariedad y poliamor

“Intentamos incluir eso en la premisa: ya amas y te preocupas por la relación entre Ruby y Sapphire, porque ya amas y te preocupas por Garnet.” Declaró la autora al ‘The Guardian’. El deseo de Rebeca era de representar en la manera más natural posible un matrimonio homosexual, igual que un cualquier matrimonio heterosexual y así romper el tabú de no poder presentar temáticas como estas en un show para niños.

Esto fue un riesgo, ya que podía crear polémica y así decretar el fin del show.

Steven Universe, presenta también la identidad de género de las gemas, que son mujeres no binarias, como confirma la misma autora. Además, hay la representación del poliamor, a través de una gema que es el resultado de la fusión entre seis: Fluorite.

La elección de representar estas temáticas en uno show para niños, no fue tomada a la ligera. En la historia de la animación hubo muchos intentos de censurar de historias LGBT, como en el caso de Sailor Uranus Y Sailor Neptune en El anime de ‘Sailor moon’, novias en la historia original, trasformadas en primas en la versión americana. Cosa que afortunadamente no paso. Al contrario. Este es uno de los shows más exitosos de Cartoon Network y recién, también de la plataforma Netflix.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más