Finalmente las cosas han ido por el cauce esperado y el Barcelona no será eliminado de la Copa del Rey por la alineación indebida de "Chumi" en el partido de ida de la eliminatoria frente al Levante. Carmen Pérez, jueza única del comité de competición, tomó la decisión de no admitir a trámite la demanda interpuesta por el Levante por llegar fuera de plazo.

Sin embargo, el conjunto valenciano no se da por vencido y va a presentar alegaciones acabando todo en el Tribunal de Arbitraje Administrativo.

Así pues, salvo sorpresa, el Barcelona deberá afrontar su partido frente al Sevilla en la siguiente ronda de la Copa del Rey; todo ello bajo la sombra de la polémica.

Para una vez que usa la cantera

En una de las diferentes tertulias deportivas que podemos escuchar o ver por televisión se hizo alusión a toda la polémica desatada por la alineación de un jugador del filial. Seremos ingenuos si creemos que esto será un motivo y/o excusa para que Valverde siga sin otorgar todas las oportunidades a los jugadores de la Masia.

No obstante, ¿Era necesario arriesgar con Chumi?

Qué necesidad había, si tal y como dice Valverde [VIDEO] en rueda de prensa, el técnico tenía el conocimiento de la sanción del jugador y que debido a ello no podía utilizar al central en el partido del Eibar. Habiendo diferentes escenarios y partidos ¿Realmente Valverde sabía esto? ¿Hasta que punto se considera en el club esta exposición puede ser buena?

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Fútbol

Considero un claro error de la junta directiva, así como de los encargados del staff técnico emprender este riesgo en torno a la alineación del futbolista. No había necesidad de dejar expuesto de tal forma al equipo, así como no había necesidad de arriesgar la participación del equipo en la copa con esta alineación.

Otro ejemplo está en la situación que actualmente existe con Murillo dado que el reciente fichaje del equipo azulgrana no disputará el próximo partido de cuartos debido a que arrastra una sanción. No obstante, el club entiende que no le priva para poder jugar pero podría generar más polémica.

Nadie, nadie, lo sabía

Y repito lo de nadie puesto que ni el propio Levante ha conocido la situación del futbolista antes de afrontar el partido. Puesto que el principal afectado y perjudicado por esto es el Levante y no ha tenido otra alternativa que presentar una demanda a raíz de la publicación de un artículo en El Mundo sobre la alineación indebida del jugador.

Puesto que más allá de la propia recriminación que se hace del Barcelona también tendríamos que poner el foco en la poca atención del Levante. Más aún, ¿No tiene la propia competición un mecanismo para avisar y/o regular estas situaciones?

Definitivamente, aquí más de uno tiene parte de culpa.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más