El 20 de Julio de 2018 llegó al paseo de la Castellana la promesa de futuro, un fichaje de 45 millones de euros, Vinícius José Paixão de Oliveira Júnior. Desde ese momento una gran mayoría de aficionados y prensa han cuestionado lo excesivo de su traspaso, y sin duda, sus opiniones cobran actualmente mayor peso viendo donde está el futbolista de 18 años.

El brasileño deja boquiabiertos (o así nos dan a entender) tanto a técnicos como a jugadores en el Real Madrid Castilla, añadiendo a su figura goles y dribblings imposibles que dejan tirados a numerosos jugadores de la Segunda B.

Anuncios

¿Es esto lo que necesita verdaderamente Julen Lopetegui? ¿Hay que apostar por el espectáculo antes que por la efectividad?

Sin duda lo que debemos de aceptar es que Vinícius no es ni Neymar ni Mbappe. Su presentación multitudinaria funcionó como recurso para apaciguar a las masas tras la salida de un jugador franquicia y de regate como lo era Cristiano Ronaldo, pero ahora queda esperar en qué se convertirá el brasileño para los blancos.

Un club como el Real Madrid, desde el entrenador hasta la directiva, debe de plantear claras sus opciones de futuro, con unas cifras de desembolso razonables para el primer equipo.

El caso Vinícius lo hemos visto ya con anterioridad en la Casa Blanca y se llamaba Martin Ødegaard. El jugador noruego llegó al equipo con grandes posibilidades de jugar en primera en cuanto cumpliese una edad acorde, se produjo un gran desembolso para los años que tenía y sin embargo desapareció en las categorías inferiores. Tras esto ha ido apareciendo de manera puntual en amistosos y en otros partidos de inferior importancia.

Las llegadas de este tipo de jugadores en las categorías inferiores provocan la desestabilización de otros jugadores que están llegando a dar gran rendimiento y que de repente son ocultados por estrellas mediáticas como los Vinícius y Ødegaard. Ejemplo de ello podría ser el delantero Cristo González que actualmente milita en el Castilla.

Anuncios

Vinícius: todo recae sobre Julen

Jornada tras jornada surge la misma pregunta, ¿será convocado Vinícius con el primer equipo? Julen Lopetegui tiene actualmente planteados una serie de esquemas en los que el jugador brasileño parece no tener cabida. Tanto Isco, el protegido de Julen, como Asensio, la verdadera promesa tras la marcha de Cristiano, ocupan puestos y posiciones difíciles de arrebatar.

Quizás el entrenador del Madrid busque algo más en Vinícius Junior, madurez como jugador, más galones en el Castilla, lealtad al club...

Ante todo esto tendremos que seguir esperando.