La polémica no cesa para los miembros de la Familia Real, quienes cada semana viven un nuevo episodio cargado de controversia. Si hace tan sólo unos días, el foco estaba puesto en la figura del rey Juan Carlos I después que el Congreso rechazara investigarlo por las acusaciones [VIDEO] que su amiga, la alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, había vertido contra él, en las que lo acusaba de usar su nombre para no declarar y de cobrar comisiones [VIDEO] del AVE a la Meca; ahora ha sido el encuentro secreto entre Felipe VI y la infanta Cristina lo que ha terminado de enfadar a la consorte.

El reencuentro entre la infanta Cristina y su hermano Felipe VI

Tras una larga temporada alejada de la Familia Real y con una mala relación con su hermano Felipe VI, la infanta Cristina ha mantenido en Madrid una conversación con el monarca que no ha gustado nada a Letizia teniendo en cuenta los escándalos que persiguen a la hermana del rey tras la sentencia final del caso Nóos, donde su marido, el exduque de Palma, ha sido condenado a casi seis años de prisión por el Tribunal Supremo.

El cumpleaños de Victoria Federica, motivo del reencuentro entre los dos hermanos

El encuentro entre el Jefe de Estado y su hermana se produjo con motivo del 18 cumpleaños de la sobrina de ambos, Victoria Federica. Aunque la reina Letizia prefería no acudir a este evento para no encontrarse con la infanta Cristina, lo cierto es que el monarca quiso acudir para demostrar un ápice de normalidad y que a su sobrina Victoria Federica no le afectaran los problemas familiares que últimamente se están produciendo en el seno de la Familia Real.

La consorte se muestra disgustada ante el encuentro de los hermanos

La conversación entre los dos hermanos no ha trascendido a los medios de comunicación, sin embargo, la respuesta inmediata de la reina Letizia a este encuentro sí lo ha hecho. La consorte no se tomó nada bien el reencuentro de su esposo con su cuñada, pues para Letizia, el Jefe de Estado debería evitar todo tipo de contacto con su hermana teniendo en cuenta los escándalos en los que se ha visto envuelto su marido, pues recordemos que Felipe VI llegaba a retirarles el título de Duques de Palma tras la sentencia de Nóos.

En definitiva, todo indica que los escándalos familiares están dejando tocada la imagen de la Familia Real, quienes desde que tuvo lugar la Misa de Pascua, han hecho lo imposible por mostrar una imagen de normalidad familiar.