Es cierto que Lionel Messi [VIDEO], Cristiano Ronaldo o Neymar Jr no mostraron su mejor versión en el Mundial 2018; sin embargo, hubo otros futbolistas que sí exhibieron su potencial en la recién finalizada cita en Rusia, mismos que se resaltarán a continuación.

Modric, Hazard y Griezmann, los tres mejores

Eden Hazard: El mediapunta del Chelsea se cargó sobre sus hombros a la selección belga, tanto en fase de grupos, como especialmente en el sonoro triunfo de cuartos de final ante Brasil, e incluso resultó ser la única pieza desequilibrante en la derrota en semifinales frente a Francia. Si Bélgica llegó a soñar con el título universal finalizando tercera, fue en buena medida debido al cambio de ritmo, visión de juego e inteligencia del volante ofensivo que concluyó con tres goles y dos asistencias.

Luka Modric: El capitán de la sorprendente subcampeona del mundo fungió de “todocampista” a lo largo de la cita, apareciendo en todos los partidos como el motor de dicha selección balcánica, añadiendo dos dianas y apuntándose el Balón de Oro del certamen. Asimismo y pese a contar con 32 años, el jugador del Real Madrid [VIDEO] mostró sus condiciones físicas sacrificándose en tareas de contención cuando la ocasión lo ameritó, incluyendo las tres prórrogas que Croacia disputó previo a la final.

Antoine Griezmann: No fue tan desequilibrante en lo indivudual como en la Euro 2016, pero siguió siendo figura a base a entrega e inteligencia en “Les Bleus”, que esta vez sí se llevaron los máximos honores. De igual forma, el atacante del Atlético marcó cuatro tantos, tres de ellos vía penal, hasta en la final.

Kylián Mbappe: A sus 19 almanaques, Mbappe cumplió con los pronósticos como el Mejor Jugador Joven del Mundial, a tal punto que terminó siendo estrella de los nuevos monarcas, totalizando cuatro goles. Sus espectaculares galopadas a campo abierto y regates dentro del área como en una de sus dos dianas contra Argentina en octavos, serán difícil de olvidar en los anales de la máxima cita global.

Kane, el máximo goleador del torneo

Harry Kane: Pese a que sus dianas se acabaron en octavos y que cuatro de sus seis llegaron desde la pena máxima, el Pichichi de la Copa del Mundo no podía quedarse fuera de la selecta lista, aunado a que “Hurrikane” aportó el poco Fútbol de Inglaterra en los últimos metros, muy a pesar del buen cuarto lugar de la selección de los tres leones.

Kevin De Bruyne: Aunque su dinámico fútbol se apagó en semifinales, su notable primer tiempo, con gol incluido contra Brasil, en cuartos, quedó enmarcado dentro de lo más destacado del torneo. El volante del Manchester City se transformó en el socio ideal de Hazard [VIDEO] a la hora de asociarse y producir juego en los “Diablos Rojos”.

Philippe Coutinho: Con diferencia, el único argumento ofensivo de destacada copa que atestiguó Brasil, que arribaba como gran aspirante al título y que se marchó con las manos vacías tras cinco encuentros. El mediocampista del Barcelona contribuyó con dos tantos, tres asistencia y mucho fútbol.

N’golo Kanté: La escoba; el encargado de barrer todo en el medio sector y de cubrir los espacios de los laterales franceses. Kanté fue pilar en la segunda copa del mundo de los galos, ya que que dio el equilibrio idóneo que todo campeón necesita.

Romelu Lukaku: Poco importó que no haya pasado de cuatro tantos, Lukaku dictó cátedra como centrodelantero con y sin el balón, siendo factor del bronce conseguido por Bélgica.

Raphael Varane: El mejor defensor del Mundial debía estar en este grupo. El central merengue, flamante campeón del planeta, sacó todo por alto y estuvo infranqueable en el uno contra uno, además de marcar el gol con el cual Francia se metió a semifinales.