Este es un momento bastante agitado para el dirigente de Podemos [VIDEO]pues después del verano será padre de gemelos y el dueño de un exuberante y costoso chalet en Madrid. Sí, leyeron bien. El dirigente político supuestamente de izquierda compró un chalet, o mejor dicho una mansión, junto a su pareja Irene Montero de más de 600.000 euros.

El humilde chalet de Iglesias [VIDEO]y Montero tiene 2.300 metros cuadrados, una hermosa piscina en donde los gemelitos podrán jugar, un amplio jardín, 3 habitaciones y la habitación principal tiene un lujoso vestidor y baño hecho en mármol travertino. Además cuenta con una casa de invitados en donde podrán recibir y alojar a sus amigos de izquierda, compartir un whisky y criticar las riquezas de los de derecha.

Contradicciones van, contradicciones vienen

Como todos sabemos, Iglesias se ha hecho popular por su apariencia sencilla y discurso moralista en contra de las riquezas y despilfarro de dinero y mucho más si es por parte de un político. En varias entrevistas ha dejado bien claro cuál es su posición en cuanto al despilfarro de dinero y lujos, además a través de su cuenta oficial en Twitter ha cuestionado a muchos políticos precisamente por adquirir bienes que superan por mucho el sueldo que perciben.

De hecho, después de 3 años y de este notición ha salido a relucir un tweet del dirigente de Podemos en donde le pregunta a sus seguidores si confiarían en un político que se gasta miles de euros en una mansión. ¿Y entonces? ¿Será que Iglesias tiene ciertos privilegios que el resto de los políticos no tienen? Además, es público, notorio y comunicacional (dicho por el propio Pablo) que el sueldo que percibe al año es de aproximadamente 200.000 euros.

El doble discurso del político quedó en evidencia y obviamente su nombre y el de la madre de sus hijos fue tendencia en Twitter.

Iglesias no es el primero ni será el último

Pablo Iglesias es tan solo un nombre más de la lista de políticos mal llamados de izquierda que predican una cosa pero en la práctica es todo lo contrario. Por ejemplo, Enrique Lázaro dimitió su cargo luego de que se hiciera público que él y su esposa, María José Calderón (secretaria de Organización Podemos Aragón y quien también dimitió), hicieran un viaje a Nueva York valorado en 3.000 dólares y cargarlo al grupo municipal de Zaragoza en Común (ZEC).

Otro caso muy sonado fue el del portavoz del senado de Podemos Ramón Espinar. En el año 2016 estuvo involucrado en una polémica sobre especulación: compró un apartamento en 30.000 euros para después revenderlo por más del triple de su precio inicial. Esto causó gran impacto porque Espinar criticó duramente en días previos al escándalo la cantidad de viviendas deshabitadas en Madrid y como muchas personas especulaban con el precio de las viviendas.

Estos 3 personajes son miembros de Podemos, partido político que tiene como ideología el socialismo y la repartición de la riqueza en igual proporción para el pueblo, pero por lo visto eso no rige para ellos. Ya basta de derechas disfrazadas de izquierda, virus que infecta cada vez a más gobiernos.