Como es costumbre, se le enseña a los jóvenes a desarrollar una carrera universitaria [VIDEO], técnica, o especializarse en un oficio, con la mera esperanza que al culminar dichos estudios pueda ingresar a una prestigiosa empresa con sueldos bien remunerados, que garanticen una vida estable y segura pero la realidad es otra, miles de profesionales no logran alcanzar una vacante en las empresas.

Aún con un título reconocido y las oportunidades [VIDEO] de empleo son menos cada día, es el comentario de los jóvenes actualmente ante la crisis de plazas, con exigencias de experiencias laborales, los profesionales no han identificado la necesidad de desarrollar la carrera de las ventas paralelo a su profesión.

Alcanzar un empleo vendiendo mi profesión

Desde siempre, todos nos encontramos vendiendo algo, en la adolescencia, nos vendemos como los hijos obedientes, en los estudios, nos vendemos como los estudiantes que mejor dominan los conocimientos y ahora en el campo laboral, debemos vendernos como la mejor opción del mercado en nuestra profesión.

5 pasos a cumplir para impulsar tu profesión

  • Comprender que vender tu profesión es un aprendizaje que solo se da en el campo laboral, ninguna institución te otorga estas enseñanzas, en este mismo sentido, el decir vender, no representa estar en puerta en puerta ofreciendo un producto, aunque este haya sido la estrategia de éxito del comercio a nivel mundial.
  • Identifica realmente que te gustaría hacer, que te guste tanto que lo desarrollarías de manera gratuita, y enfócate a buscar la estrategia para encontrar quien te pague por hacerlo. Significa entonces, en desarrollar lo que te apasiona y que te paguen por ello.
  • Resalta en tus servicios profesionales una atención exclusiva que solo tú puedes ofrecer, lo que quiere decir, es atender a tus clientes, nuevos patronos, jefes u otros, de la manera que ellos desean ser tratados. Seguidamente debes identificar como los antes mencionados desean ser tratados. Cualquier persona selecciona la empatía ante la calidad en una decisión.
  • Desarrolla un plan de acción donde identifiques, ¿qué resultados deseas?, ¿qué propósito tienen esos resultados en tu rol como profesional? y ¿qué acciones o pasos debes ejecutar para alcanzarlos? Ahora bien, si los pasos presentan dificultades para alcanzarlos, se deben dividir en pasos más sencillos de adquirir.
  • El humano tiende a tomar decisiones basados en dos fundamentos, uno el evitar el dolor y el otro, es el de conseguir un placer. Ante estas bases de toma de decisiones enfoca tu venta de servicios en evitar el dolor de no contratarte o que tus servicios le ofrezcan el placer de la solución a sus problemas.