El pulso de los independentistas catalanes por reivindicar la libertad de los políticos que llevan meses encarcelados bajo las acusaciones de rebelión y sedición continua. A la polémica de la semana pasada [VIDEO] por las cruces plantadas en la playa de Canet de Mar ahora ha tenido la continuación en la playa de Mataró.

Incidentes en Canet de Mar

La semana pasada la colocación de cruces amarillas de madera en la playa de Canet, estuvo cargada de incidentes debido a la respuesta de una serie de personas, que consideraban que la colocación de cruces en un sector de la playa molestaba a la gente que estaba allí en la playa disfrutando del domingo.

Luego se produjeron incidentes ya que un grupo de personas vinculadas al entorno de Tabarnia, ataviados con banderas esteladas usadas para cubrirse el rostro, arrancaban y se llevaban las cruces, produciéndose incidentes con algunas personas que se hallaban en la playa vigilándolas, incluso habiendo alguna agresión por parte de este grupo de encapuchados.

Cruces amarillas hechas de telas

Ahora, ante la necesidad de una autorización por parte de las autoridades para plantar cruces en la playa de Mataró, los manifestantes han usado toallas y bufandas amarillas colocándolas sobre la arena en forma de cruz. Un acto más con la intención de reivindicar la libertad de los políticos catalanes que se hayan presos.

De nuevo ha habido algún incidente cuando alguna persona contraria a la protesta ha intentado retirar las cruces de tela, teniendo que ser alejado por la policía local, para evitar incidentes como los del fin de semana pasado y es que coincidiendo con la Triatló Ciutat de Mataró, la Junta Local de Seguridad ha tratado de evitar incidentes entre partidarios y gente contraria a la protesta.

Eso no ha impedido el malestar de muchos ciudadanos ante las acciones producidas por la guardia urbana de Mataró que registraba los maleteros de los coches, muchos de ellos con bicicletas para participar en el triatlón.

Y como decía un representante del CDR Mataró "no dejaremos de hacer nada" porque "no es ilegal" mientras iban colocando las cruces amarillas en la arena.

Conclusión

Es cierto, para concluir, que está habiendo una reacción a la cantidad de acciones de protestas que están haciendo los diferentes Comités de Defensa de la República, por parte de un sector de la población vinculada a la plataforma de Tabarnia, que tiene lazos con ciudadanos y la extrema derecha, y que de seguir así puede desembocar en enfrentamientos más graves que lamentar.

La protesta puede no gustar [VIDEO], desagradar incluso, pero caer en la acción de reventarla no es la mejor medida. La retirada de carteles, pintar de rojigualda los lazos amarillos o el reventar las manifestaciones, no es el camino.