Hay muchas personas que quieren y tienen la necesidad de ayudar a las personas que están en peligro, pero no cuentan con la experiencia necesaria para atenderlo. Tener conocimientos generales o básicos sobre los primeros auxilios ayudaría en cualquier momento. Los que son bien empleados pueden salvar vidas [VIDEO].

Cuando ocurre un Accidente es importante tratar al herido o enfermo inmediatamente, una vez que reacciones rápidamente ante un hecho similar podrás efectuar las maniobras de emergencia.

Maniobras de primeros auxilios

No mover al paciente. Si la persona esta herida o sufrió un accidente grave [VIDEO] lo más prudente e importante que debes recordar es que no debe a moverlo de sitio, ya que se desconoce qué tiene.

Cualquier movimiento brusco o mal empleado puede comprometer su cuello o en todo caso la columna.

Inspecciona al paciente. Es importante revisar al paciente para encontrar si tiene lesiones o el origen de esta. Si el paciente está inconsciente trata de despertarlo moviendo su cuerpo a ver si despierta. Si no responde trata de hablarle y si tampoco responsable de antes este estímulo revisa su respiración colocando tu oído entre la nariz y la boca mientras miras si su pecho se eleva. De no ser así mide el pulso para ve si hay signos de vida.

Si algo está obstruyendo el paso del aire hacia los pulmones debes retirarlo. Si no puede respirar por sí mismo entonces debes darle respiración boca a boca. Debes subir la barbilla del paciente, coloca una mano en la nariz y la otra debajo sosteniendo el mentón y procede a dar las bocanadas de aire.

Es importante mantener la temperatura de cuerpo para que el paciente este tranquilo. Debemos estar atentos en caso de que el paciente tenga frío, náuseas o se comience a poner cianótico (labios azulados). Transmitir tranquilidad tenía confianza, así se recuerda siempre estar calmado cuando estrés frente a cualquier situación.

Es importante que no soples o intentes tocar la herida con tus manos, debes tomar en cuenta que si es una fractura expuesta o una herida profunda. De ser profunda, debes taponar la herida haciendo presión para detener la hemorragia. Si es pequeña si puedes limpiarla con alcohol de adentro hacia afuera.

Debes recordar

No debes automedicar. Es importante que no automediques al paciente, y es mejor esperar la respuesta de un especialista ya que se puede complicar la situación. Por último, no olvides que aunque tengas muchos conocimientos es mejor no actuar solo, así que pide ayuda y eso garantizará el resguardo del afectado.