Lionel Messi [VIDEO] es el indiscutible mejor jugador de fútbol [VIDEO] del mundo contemporáneo, sin embargo con frecuencia es despreciado en su tierra natal, la Argentina.

Las razones y causas de el enojo y el odio hacia Messi son numerosas y arbitrarias, podemos empezar hablando de las más grandes hasta las razones menores o más irracionales. Para empezar en Argentina siempre se tiene cierto rencor a los jugadores que se van a jugar al exterior, porque a pesar que el fútbol es un negocio, muchos juegan jurando por la camiseta, pero al final el dinero los puede más.

Sin mencionar que al ser Argentina y Sudamérica los criaderos de los mejores jugadores del mundo, el nivel de fútbol en el país es deplorable, teniendo una liga de equipos que a duras penas pueden competir con equipos de la región.

Siendo no suficiente con que el mejor jugador del mundo sea argentino y juegue en el exterior, existen muchos fundamentalistas. Estas personas están convencidas de que Diego Armando Maradona (quien si pudo ganar la copa mundial) es y será el mejor jugador de fútbol del mundo y de la historia, por lo que Messi siempre estará en segundo lugar, independientemente de los resultados que consiga.

Sumado a esto, la gran cantidad de finales y semi-finales perdidas por Argentina con Messi al mando del equipo se siguen acumulando, generando rencor no solo contra el jugador de rosario, sino contra la "generación dorada" que solo destaca por las derrotas en su historial de partidos jugados.

La mayor tendencia del desprecio hacia Lionel viene por las constantes derrotas de la selección Argentina que tanto contrasta con sus constantes y aplastantes victorias en el Barcelona.

Lo cierto es que gracias a los esfuerzos de Messi Argentina logro un desempeño no visto en décadas en el mundial anterior llegando a la final del mundo.

Desgraciadamente Messi no puede ganar un partido solo contra la selección de otro país, por lo que los resultados en Argentina siempre serán inferiores. Porque a pesar de los rumores de que el equipo es formado según sean amigos o no de Messi, la gran mayoría de los jugadores profesionales son egocéntricos y no rinden lo suficiente en la selección Argentina.

No quedan dudas de que Messi es de los mejores jugadores de todo el mundo, y aunque sea odiado por gran parte de su nación, muchísima gente también lo ama por las mismas razones, su inigualable manera de jugar y brillar con la pelota.