Las vacaciones deben ser relajantes y rejuvenecedoras, pero los viajes excesivos tienden a aumentar el estrés, causando graves molestias en la espalda y el cuello. Según el libro "Tu espalda milagrosa: una guía paso a paso para aliviar [VIDEO]el Dolor en el cuello y la espalda ", alrededor del 80 por ciento de los estadounidenses sufren de dolor de espalda o dolor de músculos debido a los vuelos largos y los incómodos asientos. Sin embargo, existen algunos métodos efectivos para reducir significativamente estos problemas.

Tome paseos frecuentes

Sentarse en la misma posición [VIDEO]durante horas es la causa principal de los calambres y dolores musculares. La postura incorrecta puede conducir a dolores de espalda.

Dar un paseo hasta el baño o músculos después de una o dos horas mantendrá el flujo sanguíneo constante en su cuerpo. La sangre entrega nutrientes y oxígeno necesarios, estimulando así los tejidos de su cuerpo.

Dormir o descansar en la postura correcta

Mientras está sentado, alinee su columna vertebral contra el asiento, apoyando los pies firmemente sobre el piso (en una posición extendida). Incluso si está sentado durante un período prolongado, intente mantener los hombros rectos en lugar de acurrucarse o inclinarse hacia delante. Use una almohada detrás de su espalda o ajuste las almohadillas plegables para sostener su columna vertebral y evitar la postura incorrecta.

Evite la ropa ajustada

Si viaja en un vuelo largo, siempre es mejor optar por ropa suelta que le permita a su piel respirar.

Los jeans ajustados con camisetas ajustadas pueden parecer impresionantes en las reuniones, pero pueden restringir tus músculos. Si viaja con un propósito profesional, es mejor llevar su guardarropa y dedicar unos minutos a cambiarse de ropa una vez que llegue al destino.

Use envolturas de calor

Si encuentra que viajar en vuelos de larga distancia le causa dolor, puede llevar consigo algunas vendas térmicas portátiles para ayudarlo. Estos permanecen calientes por siete a ocho horas. El calor tiende a aumentar el flujo sanguíneo en el cuerpo, aliviando así las áreas afectadas durante el vuelo.

Beba agua en lugar de bebidas alcohólicas

Beba abundante agua para prevenir la deshidratación y los dolores musculares. Con una mejor dinámica de fluidos y volumen, puede vencer estos problemas de manera efectiva. El alcohol puede parecer tentador, especialmente cuando se liberan, pero el consumo excesivo de alcohol durante los vuelos largos puede provocar dolores de cabeza y de cuerpo. Limite sus bebidas alcohólicas a uno o dos, y mantenga jugos de frutas o agua a mano para tomar sorbos frecuentes.