1. Por las 57 mujeres que murieron a causa de la violencia machista en España durante 2017

Según la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, fueron 49 mujeres adultas las que murieron a causa de la violencia de género durante el año 2017, y 8 menores de edad. 7 de las menores asesinadas tenían parentesco con el agresor y 6 convivían con él junto a su madre.

2. Por las 3 que han muerto en lo que llevamos de 2018

Tan sólo una persona asesinada por el hecho de ser mujer debería ser suficiente para echarnos a la calle, pero todavía más si se trata de tantas.

Además, esta es una cifra que todavía no ha bajado, seguimos siendo blanco de machistas y agresores. Seguimos teniendo miedo cuando vamos por la tarde, y nuestro comportamiento sigue estando condicionado por miedo a una agresión. Por todo esto, sobran los motivos para participar en la huelga del 8 de marzo [VIDEO].

3. Porque nosotras seguimos cobrando un 24% menos por hora por ser mujeres

Nosotras seguimos cobrando un 24% menos por el mismo trabajo que los hombres.

Si contar con las limitaciones que tenemos en todos los sectores a la hora de acceder a los puestos directivos, que son en su inmensa mayoría ocupados por hombres. Sólo un 31,4% de las mujeres ejercían en el año 2017 puestos de dirección y gerencia, según la Encuesta de Población Activa (EPA) de dicho año.

4. Porque seguimos siendo nosotras quienes renunciamos a nuestro trabajo para criar a los niños/as

De hecho, este es el motivo por el cual no podemos acceder a puestos de más responsabilidad, porque nuestras responsabilidades familiares y la presión social nos impiden seguir evolucionando en nuestra carrera profesional. Lina Gálvez, catedrática de Historia e Instituciones Económicas y profesora del Máster en Estudios de Género de la Universidad Pablo de Olavide, declaró en una entrevista a El País: "Los estereotipos de género hacen que las mujeres no nos postulemos para determinados ascensos, sectores o puestos porque sabemos que no nos van a coger, y a la vez, esos estereotipos hacen que los empleadores no se lo ofrezcan a mujeres".

5. Porque se sigue insultando a la mujer con una vida sexual activa, y adulando al hombre que se comporta igual

Pese a todos los avances que hemos llevado a cabo como sociedad, todavía sigue en pie la idea absurda de que la mujer debe guardarse para el hombre perfecto y sólo tener relaciones sexuales por amor, mientras que los hombres pueden tener una vida sexual activa y presumir de ello. Hoy en día sigue habiendo muchas mujeres que sufren acoso o insultos por el hecho de ejercer su libertad de poder tener relaciones con quien ella elija tenerlas.

6. Porque seguimos enseñando a las niñas a ser princesas y a los niños a ser machotes

Si desde pequeños no asumimos que los niños también lloran, que las niñas pueden ser fuertes y no sólo bonitas, si les enseñamos que "los que se pelean se desean"... Si no tratamos con igualdad a los futuros adultos del mañana, difícilmente ellos van a tratar de esa manera a sus semejantes.

7. Porque seguimos creyendo en el amor romántico y a aguantar lo que sea por amor

Hoy en día se sigue pensando que tienes que esperar a "tu príncipe azul" (o princesa), que el amor es para toda la vida, que todo lo puede, que quien bien te quiere te hace llorar, y demás maneras que justificar cualquier cosa y comportamiento tóxico por el bien del amor verdadero. El amor no implica celos, ni poseer a la otra persona, ni tienes que aguantar humillaciones ni comportamientos que no te gustan, porque eso no es amor, en todo caso es dependencia emocional.

8. Porque sigue siendo necesario reivindicar todo esto

En 2018 todo esto sigue pasando (y muchas cosas más), y este es el gran motivo por el que hay que manifestarse y luchar [VIDEO] para que todo esto cambie. No tengáis dudas y pongamos todas nuestro granito de arena para cambiar las cosas. Al fin y al cabo, como dijo Rosa Luxemburgo: "Lo más revolucionario que una persona puede hacer es decir siempre en voz alta lo que realmente está ocurriendo".