Un noviazgo es una de las mejores cosas que podemos vivir en nuestras vidas. Conocemos a una persona que nos llena totalmente, que queremos tener a nuestro lado siempre, que nos complementa de una manera sinigual y es allí donde… nos enamoramos. El amor es el sentimiento más puro y más importante en la Tierra, capaz de transformar cualquier adversidad en la vida y convertirla en la mejor oportunidad [VIDEO], te ayuda a ver la vida con mayor optimismo, más felicidad y más adoración.

Cuando conoces a la persona indicada, con la cual experimentas una magia que no se encuentra en cualquier parte del mundo, te imaginas todo con ella.

Planeas tu futuro junto con esa persona, piensas en lo lindo que puede ser tu hogar con él o ella, en verlo despertar y ser la última persona que este a su lado antes de dormir, quieres apoyarlo, quieres estar siempre con él o con ella, en las buenas o no tan buenas, estas allí a su lado apoyando y definitivamente, eso te hace feliz, te hace sentir mucho más completo.

Pero… ¿qué sucede cuando lo que creías para toda tu vida, se acaba para siempre?

Las rupturas amorosas son el sentimiento más difícil y fuerte que puede vivir una persona, sientes que se te acaba el mundo, que no es posible vivir sin tu amor, te rehúsas totalmente a aceptar que sí se acabó y en realidad, no puedes creerlo. Tu mente no lo procesa ni quiere aceptarlo.

Sientes que tu vida se termina allí y si es por una infidelidad, peor aún.

Te preguntas una y otra vez que hiciste mal, que dejaste de hacer, que tuvo la otra persona que no tuviste tú y eso te convierte en la persona más desmotivada, más vacía y menos feliz. Es que sientes que se acabó todo para ti, y te cierras a ver que más hay afuera de ese mundo [VIDEO]pequeño en el cual vivía tu idilio de amor.

Levanta cabeza y ayúdate a superar el desamor

Lo mejor que puedes hacer cuando esto te ocurre, es buscar ayuda. Refugiarte de alguna manera en tus padres y familiares, en salir y conocer nuevas ciudades, nuevos lugares y nuevas personas. Todo esto te puede hacer entender que tienes mucho más por vivir, que vales más que ese noviazgo que te hizo daño de alguna manera, que tu felicidad es mucho más que eso y que no puede pasarte la vida preguntándote por qué sucedió así y no como lo pensaste siempre. Las mejores cosas son las que pasa, el universo siempre tiene un buen mensaje y es demostrándote que las cosas deben ser como son y no como se planea.

¡Anímate! Tú y tu vida son mucho más que eso. Tu vida es hermosa para perder el tiempo viviendo en el pasado y tirando a la basura el presente que puede llevarte a un futuro maravilloso, esperado y deseado.