Hoy quiero acercarme a la cuestión de la que los medios hablan a bombo y platillo, y no solo en espacios deportivos [VIDEO], como era lo habitual.

El miércoles pasado decidí ver el partido de fútbol en el que se enfretaba el #Real Madrid C.F y el C.D. Leganés ,en cuartos de finales de la copa del Rey, no estaba muy ilusionada y no porque sea madridista, si porque me alejé del mundo del fútbol desde hace ya varios años;¿la razón? la razón se oculta tras el tiempo y es de largo recorrido... ademas, el panorama actual me parece muy mejorable.

He de decir que anteriormente había visto los primeros 15 minutos del partido que enfrentaron Real Madrid C.F y C.D Numancia, ¡no quise ver más de ser así habría sido una indecencia para mi misma!, sentí vergüenza ajena.

Vergüenza porque la realidad es esta: el equipo de futbol español con más seguidores de España es el Real Madrid F.C ( 44%), el 11 de los clubs españoles con más seguidores fuera de nuestras fronteras (46%) y el tercer Club más rico según Forbes, el segundo lo ocupa el Barcelona F.C, el primero el United.

Ese equipo, el mismo que se encuentra a 19 puntos del lider en liga, ese club al que lo elimina en su propio campo el C.F Leganés.

Vergüenza porque no jugaron con la primera plantilla [VIDEO], por la falta de calidad del segundo equipo y la falta de actitud del primero.

Vergüenza porque crecí rodeada de posters de Sanchís, Juanito, Butragueño, Hugo Sánchez,Martín Vázquez, Chendo, Redondo, Raúl... fue así por ser mis hermanos madridistas acérrimos y de corazón, fui testigo de sus esperanzas, lágrimas y alegrías con su equipo de fútbol.

Sentí vergüenza y rabia por ellos, también volví a sentir la bajeza del ser humano que por un mendrugo de pan vende hasta a su hermano o le da palmaditas en la espalda mientras este recorre el camino hacia al precipicio.

Después de ver el encuentro esperé a ver un conocido espacio de fútbol en el que la mayoría de su plantilla es madridista, desgraciadamente no me equivoqué en la idea preconcebida de lo que esperaba ver...

¿Que ví?

Vi tertulianos que alardean de rebosar madridismo por cada poro de su piel casi, y a reporteros con la lágrima a punto de empañar el suelo del plató, un espíritu lastimero, resignado y cómplice.

Después de poner un vídeo del capitan del 11 en el que se recogía sus palabras después del encuentro, esos señores, que predican la ultradefensa del Real Madrid queriendo tapar el sol con un dedo, NO fueron capaces de reprender la actitud del Capitán.

En esas palabras Sergio Ramos ninguneó por 3 veces al contrincante que le ha sacado de la COPA DEL REY, y no mencionó su nombre en ningún momento, ya van 4; no mencionó el nombre de C.D Leganés, el que le arrebató las ínfulas de algún título y lo logró de forma merecida; si tuvo palabras para el encuentro ante el PSG...

Y es que querid@s, la elegancia siempre pasa por la generosidad, y este Real Madrid y su séquito no entiende de eso.

La elegancia del Real Madrid solo entiende de derechos de imagen, publicitarios y merchandising me parece.

La política y la #prensa madridista

Continuamente hacemos política, ¿verdad?; cuando negociamos un precio en un mercado, cuando llegamos a un acuerdo con la empresa o cuando nos ponemos de acuerdo en quién tomará el control del mando de tv...es algo que va intrínseco al ser humano, igual de adherido está la libre asociación entre iguales.

Cuando el precursor de algo, (proyecto,empresa...) toma las riendas siempre ha de acompañarse de buenos aliados, y hay 2 clases de aliados:

1.L@s de estómago agradecido

2.L@s de la crítica constructiva (no confundir constructiva con tersa)

La clase de aliado siempre dependerá del precursor, si es alguien con inteligencia plena (lógica y emocional) y carácter veremos como la segunda clase prevalece.

Si este carece de inteligencia plena, de firmeza y en cambio rezuma narcisismo y aspiraciones exclusivamente personales, el primer tipo de aliad@s es el que se implantará.

Y he aquí donde entra el papel la prensa

La prensa madridista pareciera que actúa bajo el mandato de dormir al aficionado cuando de su propio Club se habla, de eliminar la crítica de raíz e instalar la condescendencia para con quienes les facilitan el trabajo a la hora de llenar sus estómagos; venta de diarios o el Share de audiencia es su objetivo, para ello han instalado la adormidera de el espíritu crítico en su política de prensa. ¿Y sabéis lo único que han conseguido?: castrar en los jugadores la obligación de luchar combatir y ganar y hacer pasar a tod@s los aficionados por el trago de la vergüenza, la burla y el dolor.

Tengo la sensación de haber estado dormida y despertarme de repente en el mundo del revés: un mundo en el que l@s ciudadanos de a pie hacen el trabajo que se supone debería hacer la prensa especializada: informar, criticar y construir.

¿Hasta cuando seguiréis premiando el pasotismo, la desfachatez, la soberbia y la falta de predisposición?

!!!Dejad de jugar con los miles de ilusiones y formas de ver la vida de miles y miles de aficionados!!!

Que mejor resumen que el estribillo de una canción:

#ridículo en el santiago bernabeu