No es fácil hablar de la realidad económica, social y política que vive el país en estos momentos. Y digo que no es fácil por la manera subjetiva que la pueda ver o interpretar cualquier persona. Todos creemos poseer la verdad o la certera convicción de tener la forma correcta a seguir. Todos decimos que #Somos Venezuela, pero no todos la sentimos, no todos se comprometen con su desarrollo y bienestar.

El problema es más complejo que una simple forma de actuar. Sin embargo, hay algo que se ha evidenciado como una realidad palpable: la voluntad de las personas en la reactivación de los ejes fundamentales que sustentan estos procesos, y la búsqueda de una salida estable y próspera.

El Movimiento Somos #Venezuela se está convirtiendo en la base del desarrollo social en Venezuela, que busca repercutir de una manera positiva en lo económico y en lo político. Es una plataforma de desarrollo y de continuidad en la que se debe analizar muy bien cada oportunidad que ofrece en cuanto formas, operatividad, apoyo constante y una formación permanente a todos los voluntarios que la conforman.

Su misión requiere y exige un fuerte impulso y esto se logra con la participación de todos los sectores y del compromiso, trabajo y unión de todos los integrantes de la sociedad. El trabajo social que engloba el movimiento Somos Venezuela no es una moda, es la vanguardia de la Venezuela de futuro, pero sin el compromiso de todos no puede alcanzar el éxito esperado.

Se necesita tener un entorno seguro y confiable, para que las piezas de este gran engranaje cumplan su función y la máquina trabaje eficientemente.

Vídeos destacados del día

Todas las personas que a través de Somos Venezuela quieren generar ese impacto social que se busca, deben nutrirse de información y obtener una orientación acorde con la inquietud, disposición económica y características de sus comunidades. Lo que se quiere es extender la mano de ayuda y colaborar en la transmisión de nuevos beneficios.

El efecto mariposa

Existe un antiguo proverbio chino que dice: “el leve aleteo de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”. Esto se basa en la premisa de que nuestros actos son poderosos y están relacionados íntimamente con el entorno y el futuro.

Todos los acontecimientos están relacionados y repercuten los unos en los otros, pero sin implicar necesariamente una influencia de gran magnitud que parte de pequeñas acciones. El Movimiento Somos Venezuela así como el leve aleteo de una mariposa, está comenzando a repercutir en cada uno de los hogares en los que ha llegado.

Pequeñas variaciones en las condiciones iniciales de un suceso pueden provocar grandes diferencias en el comportamiento del futuro, siendo el resultado final imposible de predecir.

Aunque en este caso, ya podemos ver claras señales del impacto social, económico y político que va a tener. Agrupar en un solo movimiento todas las misiones y grandes misiones del gobierno amplificando su alcance, podrá generar un efecto tan grande como importante.

No somos conscientes de los efectos que causa nuestra conducta en los demás, y de que cualquier cosa que se hace o deja de hacer tiene consecuencias importantes en el entorno. Si cambiar tiene alguna utilidad es porque crea influencia en los que nos rodean, que a su vez también cambian y nos hacen cambiar, cerrando así el círculo.

Este efecto mariposa cotidiano que está teniendo el Movimiento Somos Venezuela tiene más influencia porque su acción discreta y continua lo hace imperceptible, y por tanto incontrolable para las fuerzas opositoras, porque hemos sido educados para pensar y poder reconocer cómo afectamos a los demás y cómo los demás nos cambian; una enseñanza cuyo objetivo no debería ser crear una actitud preventiva, sino generar herramientas de mejora así como lo está logrando este movimiento social.

Se están marcando pequeñas diferencias que nos van a llevar a un gran efecto impulsor a corto y mediano plazo. También, se está sustituyendo la habitual indiferencia por las visitas casa por casa que involucran directamente a las comunidades, escuchándolos y buscando darle solución a sus necesidades de una manera más efectiva y directa, y así, alterar a largo plazo una secuencia de acontecimientos de inmensa magnitud.

Seguramente todos han escuchado hablar alguna vez del efecto mariposa, de ese pequeño cambio que puede generar como consecuencia grandes transformaciones. El Movimiento Somos Venezuela ya está cambiando nuestra sociedad de una manera imperceptible pero certera.

Somos Venezuela nos está enseñando que todo tiene que ver con todo y somos todos inter-retro-dependientes. Por eso cada individuo es un eslabón de la inmensa corriente revolucionaria de energía y vida, y cuenta mucho.

Así, el pequeño aporte de cada uno sirve para formar y despertar inquietudes, por lo que se debe buscar que llegue a muchas más personas y comunidades que a su vez se interesen por formar parte del movimiento. Promover que las actividades sociales en las comunidades generen una cadena de acontecimientos como consecuencia del mismo. Somos Venezuela está en la vanguardia de los movimientos sociales en América Latina y poco a poco ese leve aleteo se va a comenzar a sentir en todo el mundo.

Con este movimiento la revolución está trazando un camino muy importante desde la salud, la educación, la economía y la vivienda, pero también, desde la solidaridad y la empatía. Porque está creando iniciativas solidarias nacidas entre la población de manera espontánea. Todos los que se han involucrado con este #movimiento social buscan hacer de este país un lugar mejor, y así generar tornados de solidaridad, ayuda y bienestar.

No son acciones que requieran un gran esfuerzo, se trata simplemente de pequeñas acciones sostenidas en el tiempo que creen un gran compromiso social.

En la consolidación de los movimientos originales

Para lograr un mayor compromiso ciudadano, debemos comenzar por explicar bien para qué sirve y qué es el movimiento Somos Venezuela. Que cada uno entienda la importancia de la integración de las 24 misiones y Grandes Misiones revolucionarias en el desarrollo del país.

Comprender los movimientos originales, en el principio de todo y comprender cómo comenzó, en qué momento y qué creencia lo sostuvo. Para así poder entender cuáles son las circunstancias que llevaron al gobierno del presidente Nicolás Maduro a tomar esa decisión de integración y vanguardia.

Los programas sociales gubernamentales se debaten en la lucha por derribar los sistemas de creencias que se han enraizado en una parte de la sociedad a quienes les cuesta ver sus beneficios e importancia.

Con Somos Venezuela se busca lograr identificar las necesidades de todos los venezolanos de una manera objetiva, sin juicios ni culpas, para que aquellos que no lo pueden entender se den el permiso al descubrimiento de sus bondades.

Pero para que esto suceda, y se puedan alcanzar los objetivos trazados por este movimiento, en todo el país y sus repercusiones mundiales, debe haber una decisión personal de comenzar a ver las políticas públicas como un todo en el cual formamos parte, y analizar objetivamente todos los procesos haciéndonos responsables de nuestra existencia para modificarla y convertirla en un acontecimiento creativo.

Aun cuando se manejan sistemas de creencias que funcionan como un soporte de los actos de cada individuo, son las experiencias anteriores y creencias de la realidad lo que diferencia el juicio que se tiene sobre los acontecimientos en Venezuela. Entendiendo que las creencias son los condicionamientos que utilizamos para interpretar la realidad, aunque en muchos casos, esas creencias sean limitantes y no permitan ver con claridad la realidad de lo que está pasando.

El Movimiento Somos Venezuela no menosprecia las influencias del medio en el que se desarrolla, es decir, la sociedad, las instituciones educativas, las comunidades, la familia; por el contrario, busca nutrirse de ellas en un intercambio mutuo de beneficios que impacte positivamente a la población y al gobierno.

Con este movimiento social el gobierno ha identificado las necesidades de cada comunidad en todo el territorio nacional, aceptando los problemas existentes y formulando estrategias que están llevando a acciones que van generando una nueva realidad, porque ha entendido que no basta con ver o saber, hay que crear una nueva realidad con acciones contundentes como las que está emprendiendo.

¿Por qué nace Somos Venezuela como movimiento social?

Este movimiento que nace con el objeto de responder las necesidades de los sectores más vulnerables y necesitados del país, a partir de la información del #Carnet de la patria y de todo el sistema de misiones Bolivarianas, tiene con el grupo de personas que lo conforma un gran eje de acción. Es un trabajo voluntario que se hace con el corazón y entrega, en un empeño por construir un mejor país.

Es un trabajo que parece pequeño, caótico, desorganizado, y hasta insignificante por las condiciones y forma en el que se realiza, pero que en realidad así como el aleteo imperceptible de las mariposas, está generando un gran cambio en todo el país con repercusiones internacionales.

Somos Venezuela tiene la tarea de impulsar las 24 misiones y grandes misiones sociales en el país, y con ello dar respuesta a las demandas principales del pueblo venezolano, con especial interés en los sectores más vulnerables.

Las #misiones socialistas han sido creadas por el Gobierno Bolivariano para atender las demandas del pueblo en relación a salud, educación, alimentación, vivienda, deporte y cultura, con el objetivo de dignificar al pueblo y convertir a Venezuela [VIDEO] en un país de vanguardia y desarrollo.

Más de 20 mil mujeres y hombres voluntarios están desplegados por todo el territorio nacional con el fin de conocer cara a cara las necesidades de las personas que habitan en esta gran nación con el fin de canalizar las ayudas de una manera más efectiva, rápida y directa.

Somos Venezuela es la nueva etapa de la ofensiva social del Gobierno Bolivariano, que tiene como misión optimizar el alcance y avance de las misiones sociales en la construcción de una Venezuela de potencia.

Ejes de acción

El Movimiento Somos Venezuela atacará los principales problemas sociales a través de cinco ejes fundamentales:

  1. Reactivar las Casas de la Misión Alimentación en las diferentes comunidades, en articulación con los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) con la finalidad de atacar el hambre.
  2. Proteger económicamente a través de la Misión Hogares de la Patria a quienes quedaron sin un salario.
  3. Incorporar a 800 adultos mayores al sistema de pensiones en el marco de la Misión Amor Mayor.
  4. Asistir a los discapacitados a través de la Misión José Gregorio Hernández.
  5. Capacitar a los desempleados a través de la Misión Saber y Trabajo para luego incorporarlos al mercado productivo.

Este movimiento social va a servir para cambiar de una manera positiva la cara del gobierno. Busca que los ciudadanos se organicen en sus comunidades, y se empoderen del proceso a fin de mantener y expandir los logros alcanzados y los que este importante movimiento va a alcanzar en lo social incidiendo de manera directa en lo político. Entendiendo que fomentar el poder popular es la única forma de garantizar la democracia participativa y protagónica.

La organización social de la comunidad empodera a las personas que la conforman, y ese poder es el que ayudará a mantener los logros alcanzados y a generar un compromiso que renueve y fortalezca el espíritu revolucionario.

Venezuela debe convertirse en un ejemplo para el mundo, y Somos Venezuela con su efecto mariposa logrará la solidaridad y empatía mundial que su gobierno y pueblo merecen.