Muchas veces, al pasar los dias, olvidamos las cosas que son sencillas pero importantes, esas que a veces pasamos por alto pero que luego nos hacen falta. El diario vivir, las labores, nos ahogan y nublan la visión y el sentido de vivir, por lo que en ocasiones no sentimos tan cansados que ya no soñamos.

Ya es diciembre, época en que las personas nos aceleramos por querer conseguir ofertas especiales, ropa nueva y demás cosas. No podemos esperar al año próximo con la misma ropa. Esos afanes, son los responsables de maltratar la visión de entender lo que realmente necesitamos. Si, para ser feliz basta con entender: ¿Qué necesitamos realmente?

Cuántas veces no nos ha pasado que nos jugamos la vida prácticamente por conseguir cualquier cosa, pero cuando la obtenemos al fin, aaah, ya, era solo una cosa más.

Al otro día seguimos con ese vacío que nos diseca el alma lentamente.

¿Será esto posible? La verdad, si. Y no es más que el afán. El afán de querer tenerlo todo cuanto antes, rápido rápido que mañana no se sabe. Pero, no nos estamos deteniendo a pensar, si realmente estamos viviendo plenamente?

Me he topado con gente que no es rica, no tiene abundancia de nada, mas eso no es obstáculo para que no sea feliz, pues vivir feliz no es más que comprender lo que tenemos en el momento y vivir con ello. O sea, no tengo el último iPhone pero este me resuelve. No es que no luches por obtener cosas nuevas y lujosas, es más bien que no te afanes por aquellas cosas que al fin y al cabo son pasajeras. Hoy día te matas por conseguir algo que está a la moda, pero es solo eso, mañana, pasa de moda y otras tantas te llenaran los ojos y así seguirás un ciclo eterno.

Vídeos destacados del día

Al final te preguntarás, ¿qué hice con mis días?

Pero, ¿cómo hacerlo?

Verás, si eres capaz de detenerte, pensar, reflexionar y aceptar las cosas como son, podrás pensar más claramente para resolver aquellos problemas que te agobian y conseguir aquello que te haga falta.

Al final todos queremos arreglar el exterior, pero no nos preocupamos por arreglarnos el interior, el corazón, la mente. Conseguir paz y felicidad es tan fácil como entender que lo que tengo, debo usarlo sabiamente y comprender que si trabajo fielmente todo llegará en su debido momento. No dejes que te pasen los meses y años siendo el mismo. Avanza. Pero para esto, debes desprenderte de aquellas cosas que son pasajeras que no dejarán más que, nada.

Detente, mira el cielo, respira profundo. ve a la cafetería, pide un café, da las gracias al servicio, ayuda al prójimo. Se agradecido con la vida. Creas o no, eso es primordial para ser feliz. #Calidad de vida