Mucha gente tiene la sensación de pertenecer a este mundo. ¿ Quizás sea porque no lo pertenecen? Es posible que sean ángeles encarnados. La experta en ángeles Doreen Virtue, afirma que en la tierra viven varios tipos de ángeles, y uno de esos tipos son los ángeles encarnados en un cuerpo humano aún siendo su origen divino. Vienen a la tierra, para ayudar a mejorar nuestro mundo y hacerlo mejor. Viven una vida en un cuerpo humano. ¿Qué es lo que pasa a veces? Que cuándo rencarnan pierden la memoria de que son ángeles.

¿Cuáles son las características de los ángeles encarnados? Son varias, tanto físicas como su forma de ser.

Son personas que suelen dar mucho amor al resto de personas, pero en cambio a ellos mismos, no se dan ese amor. Tienen tanto en la mirada, y en su cara adorables y amorosos. Les gusta hablar mucho con los demás. Suelen llevar el pelo claro. A veces tienen problemas de peso. Su profesión laboral nomalmente tiene que ver con ayudar a los demás: médico, enfermera etc. Escogen a una pareja que suele necesitar ayuda y contraen matrimonio bastante jóvenes. Tienen una sensación de culpa durante toda su vida. Su presencia es una fuente de energía, alivio y tranquilidad para la gente que los rodea. Suelen tener problemas médicos porque se preocupan demasiado de los demás y no por ellos mismos.

Si crees que puedes ser una ángel encarnado, hay muchas cosas que deberás aprender, para estar bien y protegido.

Vídeos destacados del día

Deberás protegerte energéticamente creando una capa o burbuja de luz alrededor de tu ser. Cada mes, más o menos, deberás limpiarte de las energías negativas que se te adhieren. Y lo más importante, cortar los cordones etéreos que te unen a las personas cercanas a ti. Lo más importante, seas o no un ángel encarnado, es sobre todo encontrar tu paz interior y el equilibiro. Hay que aprender aunque parezca mentira, a quererse y darse amor a uno mismo. Si uno no se quiere a sí mismo, no consigue el equilibro necesario para estar bien energéticamente y atraer cosas positivas a su vida.