Olivia de Havilland es la única estrella de la época dorada de Hollywood que sigue viva, a sus 103 años de edad. La actriz es la última superviviente de aquella época dorada de Hollywood, vive desde hace años en la ciudad de París, jubilada y alejada del Cine. Según las personas que la rodean, la actriz sigue manteniendo la lucidez de la juventud, a pesar de tener más de un siglo de vida.

La actriz perdió un juicio contra la serie 'Freud: Joan contra Bettte'

Desde el fallecimiento de Doris Day, todos los medios de comunicación se giraron hacia las dos estrellas de la época dorada de Hollywood que siguen vivos: el actor Kirk Douglas y la gran diva, Olivia de Havilland, que acaba de cumplir 103 años de edad.

Y las últimas fotografías que se han publicado de la actriz muestran que sigue manteniendo la vitalidad y la belleza de cuando era una estrella del cine y una de las grandes figuras de Hollywood.

La última noticia que se tenía de la actriz fue que no tuvo problemas a la hora de denunciar a los creadores de la serie “Freud: Joan contra Bette” por la mala imagen que otorgaba sobre su figura (la serie giraba sobre la terrible relación que existía entre Bette Davis y la actriz Joan Crawford, personaje interpretado por Catherine Zeta-Jones), aunque perdió.

Hace un año, el Tribunal de Apelaciones del Estado de California le dio la razón a los productores de la serie y le dio más valor a la libertad creativa que a la denuncia de la actriz que se quejaba de la imagen de ser una cotilla que se mostraba en la mencionada serie de Televisión. Y el Tribunal consideró que la imagen que se hacía de la actriz, en ningún momento, era difamatoria.

Olivia de Havilland, ganadora de dos Oscar con fama de cotilla

Olivia de Havilland ganó, en dos ocasiones, el premio Oscar y ha sido considerada una de las mejores actrices de la historia.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Pero también fue considerada una de las personas más cotillas y más pérfidas de Hollywood por su mala relación con Fontaine, su propia hermana.

Esta mala relación se remonta a la ceremonia de la gala de los Oscar del año 1942, cuando las dos competían por el mismo premio: a la mejor actriz. Olivia acabó confesando que la mala relación se inició cuando ambas eran una niñas.

Olivia consideraba que Joan era una Mujer brillante, con una gran cantidad de talentos, pero que reaccionaba de manera injusta ante las reacciones de los demás y actuaba de una manera muy negativa.

Olivia de Havilland nació en el año 1916 en Tokio y firmó un importante contrato con la productora Warner, a mediados de la década de los años 30, que le permitió ser la actriz de moda y hacer pareja con uno de los actores más conocidos de la época, Errol Flynn, en títulos como “Robin de los bosques” del año 1938. El actor intentó tener una relación con ella, aunque ella reconoció en una entrevista que estuvo enamorada de él y le rechazó, ya que el actor estaba casado con la actriz Lili Damita.

La actriz logró el respeto de la crítica gracias al papel de Melania en “Lo que el viento se llevó”.

Igualmente, gracias a su denuncia contra Jack Warner por los contratos abusivos que firmaban los actores, se creó una ley denominada “De Havilland” que implicaba el fin de los estrictos y duros controles que se realizaban a los actores en los estudios.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más