Un susto. Es lo que parece estar representado realmente en la obra de “El grito” de Munch, máximo exponente del Expresionismo. Esta nueva teoría acaba de surgir por una litografía, recientemente encontrada por la responsable de pintura y dibujo alemán del British Museum, Guilia Bartrum. En dicha litografía se aprecia escrito la siguiente inscripción: “sentí un gran grito en toda la naturaleza”.

Hasta el momento, la teoría predominante en torno a esta obra era la de un hombre gritando.

Pero la aparición de esta litografía, tumba ahora cualquier idea anterior en relación al misticismo del cuadro, pues Edward Munch quiso transmitir una persona asustada tras escuchar un angustioso grito. Pese a este importante cambio en la interpretación, “El Grito”, conservará su título original. Además, la litografía que ha levantado de nuevo el debate, queda ya disponible dentro del British Museum.

'El Grito' tiene una historia detrás

Como casi toda gran obra, El Grito tiene una historia detrás. Según Bartrum, en el año 1982, Munch caminaba por un importante fiordo en Oslo, cuando de repente, el cielo se tornó de color rojizo. Este cambio del clima le inspiró sobre cómo la naturaleza es capaz de sentir por sí misma, y quiso recoger en esta obra la reacción que esa naturaleza le produjo.

Parece claro que el hecho de taparse los oídos no fue por el acto de gritar, sino por el angustioso grito que el protagonista escuchó.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias Arte

No se sabe en cambio, de dónde provenía ese grito. Tal vez esa voz de la naturaleza fuese tan solo escuchada su cabeza. Tal vez fuera un momento de locura lo que perturbó en aquel momento a Munch. Esa incógnita sigue abierta.

El Grito será la piedra angular del reconocimiento del British Museum a Munch

"El Grito”, su obra cumbre, será la piedra angular de esta galería llamada “Amor y Angustia” dedicada al pintor por el British Museum.

Dicha exposición quedará abierta al público desde el 11 de abril al 25 de julio, y contará con casi 50 obras procedentes del Museo Munch, de Oslo.

Cabe recordar que este artista fue uno de los mayores exponentes del Expresionismo, pues plasmó a la perfección en sus obras los sentimientos y emociones de sus protagonistas a través de colores que hacen pensar y reflexionar al espectador. Lo que queda fuera de toda duda es que, pese a al paso de los años desde su muerte, la mística que Edward Munch transmitió en “El Grito”, sigue y seguirá dando que hablar hoy en día en el mundo del Arte.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más