Joe Jackson, padre del famoso cantante y bailarín Michael Jackson [VIDEO] y mánager de Los Jackson Five integrado por sus cinco hijos, falleció este miércoles 27 de junio a consecuencia de un Cáncer de páncreas terminal a los 89 años de edad. Se encontraba hospitalizado en Los Ángeles. Su hijo Jemaine confesó hace unos días que se encontraba muy débil y que no le quedaba mucho tiempo de vida.

Despedida del mundo

Él padecía de problemas de salud desde hace ya varios años. En su historial médico se registran tres ataques del corazón, por lo que tenía colocado un marcapasos, al parecer ya sentía que se acercaba el final de sus días.

Además, la grave y fuerte enfermedad del cáncer fueron apagando su vida.

A través de las red social Twitter, publicó el siguiente mensaje: “ He visto más puestas de sol que las que me quedan por ver. El sol sale cuando llega el momento y, te guste o no, el sol se pone cuando llega el momento".

Hay medios que decían que las constantes y numerosas operaciones a las que se sometía el también fallecido cantante Michael era para no parecerse a él, ya que sentía un gran miedo al verlo.

Pasos por la música

Nació en el año 1928 en Arkansas, tuvo nueve hijos con su esposa Katherine Scruse con quien se casó en 1949, y tuvo otra hija fuera del matrimonio con su amante con quien mantuvo relación por mas de 25 años. Formó parte de una banda llamada “Blues” en los años 50, pero no tuvo éxito.

A diferencia de él, sus hijos sí triunfaron en el mundo del entretenimiento, siendo el apellido Jackson uno de los más reconocidos en el mundo entero.

En el año 1964 sus tres hijos mayores fundaron los Jackson Brothers (Jackie, Tito y Jermaine) y más adelante al incluir a Marlon y Michael fueron mejor conocidos como los Jackson Five. Para sus padres significaba la salida de la pobreza.

Tenía tanta mano dura al trabajar como mánager de sus hijos que no permitía que lo llamaran papá. Para él el trabajo era prioridad antes que la familia, les pegaba fuertemente con el cinturón si cometían errores durante ensayos. Los abusos eran tanto físicos como sexuales.

Una de sus hijas “La toya” confesó que además de que la tocaba inapropiadamente, la dejó en manos de otro mánager que abusaba de ella y con el que se casó. Muchos de sus hijos se casaron muy jóvenes aparentemente para huir de su excesivo control y poder de esta manera salir de casa de los padres sin importar si estaban o no enamorados de sus parejas, ya que lo único que buscaban era un poco de libertad.