El estancamiento creativo es una de las peores maldiciones que pueden caer sobre un artista o sobre una persona que se dedique a la redacción de artículos o contenido creativo. Se trata de una cruz que puede durar un par de días, meses o incluso años, y por tal motivo, no debe ser tomado a la ligera.

Muchos son los motivos por los que una persona puede sufrir de estancamiento creativo. Se puede deber a múltiples problemas relacionados con el estado de ánimo, cansancio e incluso falta de inspiración. Sin embargo, no hay que dejarse vencer. En estos casos, la mayoría de la gente se deja llevar por la pereza hasta un punto en el que no vuelven a producir más; y esta es una actitud que se debe evitar a toda costa.

Lo indicado frente a un bloqueo creativo, en tal caso, debería ser buscar la raíz del problema para poder volver a un estado de fluidez óptimo de las ideas.

¿Por qué estoy estancado?

Como ya se ha dicho, lo primero que se debe hacer para enfrentar un caso de estancamiento creativo es preguntarse cuál podría ser el motivo de tal bloqueo. No importa si eres pintor, músico o escritor, los estancamientos siempre serán debidos a problemáticas muy parecidas, y para ayudarte a detectarlas, te nombramos algunas de ellas a continuación:

Cansancio: este es uno de los mas grandes problemas cuando hablamos de problemas en el flujo de obras artísticas. Te puedes encontrar cansado por múltiples razones, como un estilo de vida ajetreado, por ejemplo.

Para poder hacer un buen trabajo necesitas estar descansado y con la mente activa.

Estrés laboral: este factor se encuentra muy relacionado con el punto tocado anteriormente, pero va un paso más allá. El estrés laboral de produce a raíz de trabajos tóxicos, demasiado demandantes o en los que te ves explotado.

También se puede deber a malos compañeros de trabajo o jefes con mal carácter. Y, por supuesto, que verte constantemente expuesto a este tipo de situaciones puede influir en el modo en que la parte creativa de tu mente funciona.

Ánimos bajos: esto se puede deber a múltiples situaciones. Bien puede estar relacionado con el estrés laboral o con otras relaciones de alto impacto en tu vida.

Tal vez no estés teniendo el mejor momento en tu relación romántica, o estés pasando por un momento crítico con tu familia. Amigos tóxicos también pueden influir en tu estado de ánimo.

Falta de inspiración: este es de los motivos más comunes para el bloqueo creativo. Es muy probable que estés dejando de lado tus fuentes recurrentes de inspiración por estar al pendiente de otro tipo de situaciones o actividades ajenas a tu trabajo artístico.

Superar el estancamiento creativo es posible

Ahora, lo importante no es quedarse atrapado en los motivos del porqué puedas estar experimentando un bloqueo creativo, sino buscar una solución a la problemática. Por este motivo, a continuación, te ofrecemos algunas alternativas para superar el bloqueo:

  • Deja de evadir la situación: este es el primer paso para superar el estancamiento creativo. Muchas veces nos empecinamos en dejar las cosas para después y nunca las hacemos. Lo más sano es aceptar que hay un problema y empezar a ponerse en movimiento.
  • Realiza actividades que te llenen: de vez en cuando sucede que nos perdemos en la monotonía del día a día y nos olvidamos por completo de aquellas cosas que realmente nos hacen sentir vivos. Haz lo que más te guste; ve una película, lee poesía, sal a beber con tus amigos o a una caminata a solas.
  • Relájate: es importante tener momentos de pausa y silencio. Relájate de la forma que más te funcione para poder vencer con el cansancio y el estrés de la rutina.
  • Enfréntate a la hoja en blanco: o al lienzo en blanco o a la pantalla de tu ordenador. Lo que sea con lo que trabajes a un nivel creativo. Enfréntate a tu obra sin miedo de equivocarte. Si no abandonas, algo tendrá que salir. Recuerda que las cosas son un paso a la vez y poco a poco, sin presión.

Sigue la página Historias
Seguir
Sigue la página Arte
Seguir
Sigue la página Libros
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!