Los ataques terroristas de los últimos años en varias partes del Mundo, como lo que ocurrió en las cercanías de la plaza Cataluña, en La Rambla, en la ciudad de Barcelona el año pasado, pone en discusión la seguridad incluso en lugares considerados sin riesgo. El ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001 en el World Trade Center en Nueva York también dejó el mundo en alerta constante, pero la historia del terrorismo es antigua y pasa de 250 años, según el escritor brasileño y consultor de marketing político, Eduardo Negrão, autor del libro "Terrorismo Global" (Scortecci Editorial), que pronto deberá recibir una versión en español.

Aunque en su país no existen casos de terrorismo, él destaca que eso no significa que Brasil esté inmune a casos de esa naturaleza. Aunque el tema abordado es considerado "pesado", la lectura es ligera y fácil de entender, porque el autor se preocupó en enriquecer la obra con diversas ilustraciones sobre el tema. "Es casi un libro revista", dijo Eduardo Negrão en un programa de televisión en su país.

El libro se utiliza también para investigaciones de estudiantes por ser un tema recurrente. "Es un buen comienzo para quien necesita investigar sobre terrorismo, especialmente pensado para estudiantes y personas que no tienen mucho tiempo para la lectura", destaca el escritor que hizo una investigación minuciosa sobre el asunto por casi dos años para escribir el libro donde retrata los varios períodos de la historia contando y explicando los principales atentados terroristas.

La evolución del terrorismo

El escritor brasileño Eduardo Negrão hace un viaje por la historia para retratar la evolución del terrorismo que pasa por la Revolución Francesa, la Facción Montaña que aterrorizó a los Girondinos en el siglo XVIII hasta el momento actual con el Estado Islámico y el ciberterrorismo ampliamente practicado e incluso patrocinado por superpotencias. Él mismo explica que incluso un país tranquilo en relación al tema, Brasil es, en cierto modo, afectado por el terrorismo.

"Somos alcanzados primero por la xenofobia", dice, recordando el caso del electricista brasileño Jean Charles, que fue asesinado en Londres por la Policía "al ser confundido" con un terrorista islámico. "Nadie fue condenado", recuerda el escritor.

Terrorismo y religión

Para Eduardo Negrão, el terrorismo puede ser ideológico o religioso, en relación a Brasil. "El estado brasileño no admite eso, porque recibiría cobro de la población para un combate más eficiente", destaca, recordando también la intervención militar en Río de Janeiro hace más de un mes para auxiliar en el combate al tráfico de drogas y solucionar de una forma o de otra la violencia en el país, que ha hecho miles de víctimas a lo largo de los años.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más