Madness fue el nombre elegido para el cuarto trabajo musical de la banda Sleeping with Sirens y fue el primer trabajo lanzado con el nuevo sello discográfico Epitaph Records. También sirvió para que Nick Martin debutara como nuevo miembro de la banda tras sustituir a Jesse Lawson.

Un aspecto a destacar de Madness fue el hecho de ser un álbum producido por los propios miembros de la banda y John Feldman, ya que el objetivo de este nuevo trabajo era la continuación de un sonido rock al que se le añadirían toques pops pero manteniendo el estilo post-hardcore que tanto les ha caracterizado como banda.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Música

Un disco compuesto por las siguientes canciones:

Kick Me

Go Go Go

Gold

Save Me a Spark

Fly

The Strays

Left Alone

Better Off Dead

We Like It Loud

Heroine

November

Madness

Don't Say Anything

Previamente de grabar producir el disco con John Feldmann habían grabado el nuevo material para lo que sería su nuevo disco con un productor distinto, Nick Raskulinecz.

Sin embargo y casi por sorpresa decidieron deshacerse del material pregrabado para crear nuevas canciones con Feldmann. Quinn en unas declaraciones para el canal de Youtube de Alternative Press hizo las siguientes afirmaciones respecto a esto:

  • "Sólo planeábamos ir a Feldmann a hacer 2 o 3 canciones, y después llegamos allí, y yo como: Vamos a hacer todo esto aquí".

Los dos bonus track, Parasites y 2 Chords fueron producidos por Raskulinecz.

Recepción en los medios y proceso de grabación

Según diversos medios especializados en la materia catalogaron a Madness como un disco con sonido pop-rock, punk bajo la influencia del post-hardcore característico de la banda. La revista Radio.com opinó lo siguiente sobre el disco:

  • "El proyecto musical es destacado por unas letras emotivas dirigidas a la gente joven que está descontenta con el mundo entero y que quieren luchar por aquello en que siempre han querido."

Dado al loco proceso de grabación del disco debido a que no tener un sello discográfico durante un tiempo, hizo que en ciertos momentos la falta de inversión atrasase la producción Kellin describió el tiempo de grabación de la siguiente manera:

  • "El proceso de creación fue muy loco y por eso decidimos poner al disco Madness. Ya que durante esta etapa estábamos sintiendo una nueva locura que nunca antes habíamos sentido y dentro de ese caos, tienes que ser capaz de encontrarte a ti mismo y ser capaz de realizar tus objetivos".

Cabe destacar que el Madness Tour fue un gran éxito de vendas de tickets ya que allá por donde iban colgaban el cartel de sold out [VIDEO] algo que se está repitiendo con Gossip World Tour 2018.

Vídeos destacados del día